¿Abogado o notario? No se deje engañar y denuncie

Gustavo Rangel

La Procuraduría General de Texas ya no soporta más. La cantidad de quejas sobre estafas de ‘notarios públicos’ que falsamente se hacen pasar por abogados con la capacidad y conocimiento para manejar delicados trámites legales de sus clientes, incluyendo casos de inmigración son demasiadas. Tantas que el procurador del estado, Ken Paxton, considerada que este tipo de abuso es toda una “epidemia”.

“En todo el estado vemos casos de empresas fraudulentas que ofrecen servicios legales a sus clientes sin contar la capacidad para hacerlo”, dijo Paxton.

“Queremos apoyar a la comunidad para evitar que personas sean víctimas de estos individuos que quieren burlar la ley y aprovecharse de gente que solamente busca una ayuda honesta”, agregó el funcionario.

Van con todo

En un claro ejemplo de que la Procuraduría General de Texas se encuentra en pleno combate contra estos negocios “usurpadores”, el procurador Paxton ofreció detalles de un operativo que busca detectar, investigar y sancionar a negocios de “notario público” que se promocionan como abogados.

Uno de los recientes éxitos de esta iniciativa, en contra de las estafas legales, se dio en contra de Moisés Eloy Castillo y Servicios Profesionales, L.L.C, que promocionaba su negocio como Servicios Profesionales L.L.C.m, y con otros nombres comerciales afirmando falsamente que él era abogado con la capacidad para manejar los trámites legales de sus clientes.

Durante la investigación se determinó que Castillo no está autorizado para ejercer el derecho en el estado de Texas, ni en cualquier otra jurisdicción dentro de Estados Unidos.

Houston no es la excepción aseguró la procuraduría estatal y piden a la comunidad que denuncien si han sido víctimas de este tipo de fraude.

“Queremos que la gente sepa que nosotros vamos a seguir cada con seriedad y que vamos a castigar a los culpables”, explicó Paxton.

Para negocios fraudulentos las sanciones son severas, por ejemplo en el caso mencionado se busca obtener sanciones civiles de hasta $20 mil dólares por cada violación en la que se haya incurrido.

Castillo activamente anunció promocionalmente sus servicios legales en el Estado de Texas y a sí mismo, utilizando Servicios Profesionales, L.L.C. y otros nombres comerciales, indicaba ser abogado y ofrecía una variedad de servicios legales incluyendo divorcios, poder de representación, asuntos de custodia, preparación de formularios de inmigración y otros servicios de inmigración.

Lo que dice la ley  

Bajo ley federal, solamente abogados con licencia para ejercer derecho y organizaciones acreditadas por la Junta de Apelaciones de Inmigración (Board of Immigration Appeals, BOA) del Departamento de Justicia de Estados Unidos pueden ofrecer servicios de inmigración al público. Adicionalmente, la ley de Texas autoriza a los notarios públicos a ser testigos legales de documentos legales, pero específicamente les prohíbe proporcionar servicios legales al menos que tengan una licencia de abogado para ejercer derecho en Estados Unidos. Por mucho tiempo los estafadores se han aprovechado de la confusión entre el término en inglés “notary” y el término en español similar “notario público”, que se utiliza en Latino América para describir abogados altamente especializados y con mucha experiencia.

Proceda con cuidado

Activistas y abogados advierten fraudes con inscripciones no autorizadas, trámites que no solo hacen perder dinero, sino que colocan a los indocumentados al borde de la deportación.

Las leyes de inmigración son extremadamente complejas por lo que un mal procedimiento puede llevar a muchas personas a problemas serios.

No hay reforma migratoria y nadie debe hacer ningún tipo de trámite, señalan activistas y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes.

 

Activistas y organizaciones lanzaron las siguientes recomendaciones:

– No hable de su estado migratorio con extraños, al menos que sean personas de confianza o conocidas en la comunidad.

– Antes de buscar ayuda con un notario o un abogado de inmigración, ponga atención a los noticieros confiables o visite una organización en la comunidad en la que usted confía. Ellos seguramente estarán pendientes día a día del progreso de una posible ley migratoria.

– No pague a nadie por adelantado ni un centavo por “agregarse a la línea de espera” o “empezar su proceso”. Eso no existe y significa que alguien le quiere tomar el pelo.

– Hable con vecinos, amigos, y conocidos acerca de profesionales legales que son de confianza.  No visite al primero que se le ponga en frente.

– La reforma migratoria es un proceso muy difícil, costoso, y tardío. No será nada fácil y quien le diga lo contrario no sabe lo que está diciendo.

– Asegúrese de compartir esta información con amigos y vecinos para que nadie sea víctima de fraude.

– Usted puede empezar a prepararse en la privacidad de su casa, colectando y catalogando documentos importantes que le puedan ser útiles más tarde en caso de que se apruebe una reforma migratoria y usted pueda calificar.  Colecte y guarde desde ya documentos originales o copias como pagos de impuestos, cuentas de banco, archivos médicos, cartas de empleadores, aplicaciones para crédito, fotografías con fecha, títulos y certificados, premios ganados, licencias de manejo, pagos de servicios en casa, contrato de arrendamiento, etc.

– No crea todo lo que escucha. Si es necesario verifíquelo con dos o tres lugares de confianza. Si algo parece que es muy bueno, es posible que haya gato encerrado.

– Los casos de abuso por fraude pueden reportarse a la policía pero muy raramente se le regresa el dinero a las víctimas. Los sospechosos son muy inteligentes y no se dejan agarrar tan fácilmente.  Cuide su dinero.