Arturo sigue los pases de su padre y firma con Top Rank

Los Ángeles.- Robert Downey Jr., todo un espectáculo en sí mismo, presentó “Captain America: Civil War”, y confesó que, lejos de herir su ego, se alegra de que su Iron Man comparta protagonismo con nuevos personajes de la factoría Marvel como Spider-Man y Black Panther.

“Creo que sólo un sociópata no estaría feliz de hacer espacio a otros”, admitió el actor estadounidense durante una conferencia de prensa en un hotel de West Hollywood, preguntado por su reacción al saber que tendría que compartir protagonismo con más actores.

“Tengo 51 años y creo que, lentamente, he aprendido a lo largo del tiempo que cuando consigues hacerte un hueco para ti mismo (en la industria), después sólo se trata de hacer hueco a los demás”, indicó el intérprete mejor pagado de Hollywood.

En ese sentido, Downey Jr. resaltó especialmente el trabajo de Tom Holland y Chadwick Boseman en los papeles de Spider-Man y Black Panther, que aparecen junto al resto de vengadores por primera vez.

“Tom ha hecho un gran trabajo y me hace mucha ilusión también por Chad. Escoger a los actores idóneos para este tipo de papeles siempre es un reto. Las vidas de los actores quedan marcadas por este tipo de elecciones y las mentes de Marvel han demostrado que no se han equivocado”, valoró el intérprete.

Fue una de las escasas reflexiones serias de Downey Jr. durante su intervención, ya que el actor, recibido con vítores y aplausos, convertía cada frase que salía de su boca en un chascarrillo que provocaba las risas del centenar de periodistas que se dieron cita en el acto.

Si Downey Jr. exigía el reconocimiento para el presidente de Marvel, Kevin Feige, los presentes aceptaban de buen grado.

Si el actor escuchaba un elogio, a continuación se levantaba extendiendo los brazos y asintiendo con la cabeza, buscando la complicidad de los periodistas.

Incluso cuando dijo que Don Cheadle era “el mayor talento” con el que ha compartido pantalla “en muchísimo tiempo” y éste agradeció el comentario dándole 40 dólares, contestó: “Se los daré al aparcacoches a la salida”.

“Captain America: Civil War” cuenta cómo las autoridades estadounidenses crean un organismo destinado a supervisar las acciones de Los Vengadores, lo cual crea una escisión en el grupo, principalmente entre Captain America, que desea seguir defendiendo a la humanidad sin injerencias, y Iron Man, que apoya la decisión gubernamental.

La cinta, dirigida por los hermanos Anthony y Joe Russo, llega a las salas de EEUU el 6 de mayo.

El recital de Downey Jr. eclipsó los comentarios de sus compañeros de charla, el grupo “Team Iron Man” compuesto por Feige, Cheadle, Paul Bettany, Emily Van Camp y el codirector Anthony Russo, quien reconoció que la “espectacularidad” de los efectos visuales en este tipo de películas “no sirve de nada” si no está al servicio de una historia interesante.

Ahí entra de lleno la figura del nuevo Spider-Man, encarnado en el pasado reciente por Tobey Maguire y Andrew Garfield. Ahora es turno para Holland, de 19 años.

“Era importante tener a ‘Spidy’ porque, dentro de una historia complicada y con lugares oscuros, él aporta una dinámica y un tono distendido y extravagante, sin el calado emocional de los otros personajes”, valoró Russo.

Al cineasta se le inquirió sobre la abundancia de cintas sobre superhéroes en los últimos tiempos, e indicó que en cierto modo es “tranquilizador” el hecho de poder acudir a una sala de cine para olvidarse de las “ansiedades” que provoca “un mundo cada vez más complicado”.

“Estas películas mejoran tu humor y permiten desconectar y hacer volar la imaginación”, declaró Russo, quien reconoció que el montaje final de la cinta concluyó hace únicamente dos semanas.

Por parte del llamado “Team Cap” comparecieron Chris Evans, Paul Rudd, Anthony Mackie, Sebastian Stan, Elizabeth Olsen, Jeremy Renner, el codirector Joe Russo y Feige.

Evans, que encarna a Captain America, confesó que no ve un horizonte para las películas de Marvel.

“Yo digo que hay que seguir adelante. Hay que dejar que la ola se haga más grande. No están haciendo malas películas. Son películas geniales; puedes arrinconarlas como películas de superhéroes, pero son buenas películas”, apuntó.

“Tienen el monopolio sobre el asunto. Nadie más puede intentarlo y copiarlo”, dijo el actor, posiblemente en alusión a los esfuerzos del estudio rival Warner Bros. por triunfar con sus cintas de DC Comics.