Aumenta el odio contra hispanos

Los Ángeles.- El número de delitos de odio contra los latinos sigue en aumento, según estadísticas nacionales que igualmente muestran un incremento en los crímenes contra personas de la comunidad LGBT, con lo que los hispanos miembros de este grupo presentan un riesgo mayor de ser víctimas.

Las cifras más recientes dadas conocer por el FBI reflejan que de 790 delitos de odio por razones de etnia denunciados en el año 2014, 376 fueron contra latinos, mientras que los correspondientes a causa de la orientación sexual representaron el segundo número de delitos denunciados.

Para la organización America’s Voice, el incremento de ataques a miembros de la comunidad latina es una consecuencia directa del “discurso de odio” impulsado por la candidatura presidencial del magnate Donald Trump, virtual nominado del Partido Republicano para las elecciones de noviembre.

De acuerdo con la organización, en los últimos meses se han cometido más de 60 hechos de confrontación o ataques de parte de partidarios de Trump contra hispanos o miembros de la comunidad inmigrante o afroamericana.

“Es una situación muy delicada y lamentable, y estamos viviendo tiempos muy difíciles para nuestra comunidad”, declaró a Efe Juan Escalante, portavoz de America’s Voice, y quien criticó que se culpe erróneamente a los latinos de los problemas del país.

Un análisis del Centro Legal Pobreza del Sur (SPLC, por su sigla en inglés), dado a conocer en febrero, reportó un aumento de “grupos extremistas” que operan en Estados Unidos.

El informe de SPLC “El año en odio y extremismo” encontró que el número de “grupos de odio activos” en 2015 se incrementó el 14% respecto al año anterior al pasar de 784 a 892. De la misma forma, el número de grupos calificados como “patriotas”, opuestos al gobierno, creció de 874 en 2014 a 998 al año siguiente.

Según declaró a Efe Stephen Piggott, analista de la publicación Intelligence Report, de SPLC, “un remarcable nivel de hostilidad ha caracterizado la competencia republicana por la presidencia” y aseguró que “mucha de esa hostilidad ha venido directamente de Trump”.

Mark Potok, investigador de SPLC, afirmó que parte de los crímenes de odio cometidos contra los hispanos han sido también consecuencia de los ataques hechos por simpatizantes de extremistas islámicos, en los que como en el caso de San Bernardino, en California, los latinos han sido parte de las víctimas.

“Desafortunadamente, la matanza ha hecho muy poco para disuadir a algunas figuras políticas de difundir la retórica incendiaria sobre las minorías”, señaló Potok.

Aunque cerca de la mitad de los 6.418 delitos de odio denunciados en 2014 fueron motivados por cuestiones raciales los ataques de odio en razón de la orientación sexual representaron el segundo mayor número de delitos denunciados.

Ese año fueron reportados 1.178 delitos de odio contra miembros de la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT), aunque el número podría ser mayor ya que muchos de ellos no son reportados.

Para Isa Noyola, directiva del Centro Legal Transgénero, la reciente matanza registrada en una discoteca homosexual en Orlando (Florida), en la que el joven Omar Mateen entró armado con un fusil de asalto y una pistola automática y asesinó a 49 personas, ha trastocado el sentido de supervivencia de esta comunidad.

Según aseguró, muchos inmigrantes hispanos del colectivo LGBT han huido de sus países “por la persecución, el acoso y el riesgo de perder la vida”, y resulta doloroso que ahora encuentren amenazas al llegar a Estados Unidos.

“A través de la violencia de Estado, a través de los centros de detención, a través del proceso de inmigración, a través del viaje para llegar a este país, mi comunidad ha sufrido en cada momento”, señaló la activista.