Bernie Sanders reitera en la frontera su apoyo a inmigrantes indocumentados

El precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders reiteró su apoyo a los inmigrantes indocumentados durante una visita que realizó a la frontera entre San Diego (EE.UU.) y Tijuana (México).

El senador efectuó un recorrido por el Parque de la Amistad que se extiende sobre ambas ciudades, acompañado de María Puga, viuda del inmigrante mexicano Anastasio Hernández que murió hace seis años tras recibir golpes y descarga de pistolas eléctricas por parte de agentes fronterizos.

“Estados Unidos debe avanzar con una reforma migratoria, tenemos once millones de personas en el país que son indocumentados y creo que merecen un camino hacia la ciudadanía, no estoy a favor de las actuales políticas de deportación”, dijo durante un mensaje que ofreció cerca de la malla fronteriza que divide las localidades.

“Una reforma de inmigración significa unir familias no dividirlas y si soy electo presidente eso es lo que trataré de hacer”, agregó el senador en una alocución escuchada en el lado mexicano por un grupo de simpatizantes, principalmente padres de familia que han sido deportados.

En este grupo figuró el veterano de guerra Héctor Barajas, director de la Casa de Apoyo para Veteranos Deportados en Tijuana y a quien el senador le agradeció los servicios prestado al país.

“Te queremos ver de este lado”, le dijo el candidato, quien en sus propuestas en materia de Inmigración ha incluido a excombatientes deportados.

Además de Puga, el precandidato recorrió el Parque de la Amistad junto al activista Christian Ramírez, director de la Coalición de Comunidades Fronterizas, quien manifestó a Efe que el precandidato quedó “impactado al ver el muro” y por el hecho de que el contacto a través de la malla se limita “a la punta de los dedos”.

“Fue una visita histórica. Ningún candidato a la presidencia, por lo menos en la era moderna, ha visitado el Parque de la Amistad”, destacó Ramírez.

Por su parte, Puga señaló a Efe que el precandidato le prometió que vería los vídeos que registraron la paliza que recibió su esposo.

Al término de su recorrido, Sanders se dirigió hacia la localidad National City, donde encabezó un mitin ante miles de simpatizantes en lo que ha sido su segunda visita de campaña a San Diego, previo a los comicios primarios del 7 de junio en California.