Buenas y malas noticias del campamento de los Houston Texans

El campamento de los Texans se intensifica

Gustavo Rangel

El campamento de pretemporada de los Houston Texans ha iniciado con noticias buenas y malas.

La mala primero. El corredor Arian Foster tendrá que ser operado de una lesión en la ingle que lo dejara fuera varios partidos de la temporada regular. La buena. El defensivo, Jadeveon Clowney podría estar de regreso para el 17 de agosto.

No cabe duda que este arranque de campamento ha sido turbulento pero a la vez se encuentra rodeado de una gran expectativa ya que varios puestos en el plantel estarán en juego y las batallas por los espacios titulares serán intensas.

Ninguna lucha será más llamativa que la que protagonizan los mariscales Brian Hoyer y Ryan Mallet, que a estas alturas apenas va comenzando.

En los primeros días de los entrenamientos se notó que Hoyer trabajo con más frecuencia con el primer equipo pero esto no preocupa a Mallet porque el ‘quaterback’ se encuentra confiado de que el entrenador en jefe Bill O’ Brien le dará su oportunidad.

“Yo confió en el entrenador de que va ser parejo y tendré mi tiempo para mostrar de lo que soy capaz. No estoy preocupado solamente estoy enfocado en dar lo mejor de mí para ayudar a este equipo asó como todos los demás que están aquí”, dijo Mallet.

El timonel de los Toros aseguró que nadie tiene su lugar asegurado y que va ser muy interesante ver a lo largo de este campamento el carácter de los jugadores.

“Los campamentos son duros pero así deben ser porque es en este periodo que el carácter del equipo se va formando y espero que sea con mucha entrega por parte de los jugadores”, comentó el estratega.

Los Toros regresarán a casa para jugar su primer partido de pretemporada el 15 de agosto ante los 49rs después de unos entrenamientos en Denver con los Broncos está próxima semana.

En los campamentos de los tejanos también es notoria la presencia de las cámaras del programa de HBO, Hard Knocks, que sigue de cerca al equipo, el primer programa que saldrá al aire será el 11 de agosto.

“No creo que la presencia de tantas cámaras ha sido una distracción tan grande como a primera instancia pensé que lo sería. Ya nos acostumbramos y solamente estamos enfocados en mejorar como equipo”, concluyó O’ Brien.