Campaña “Freeabuelito” busca detener deportaciones de abuelos indocumentados

Los Ángeles.- El arresto y la inminente deportación del abuelo de una joven de California originó una nueva campaña por las redes sociales que pretende evitar la expulsión de personas de la tercera edad con la etiqueta #Freeabuelito.

El movimiento comenzó hace diez días cuando Apolinar Sánchez Cornejo, de 67 años, fue arrestado en su casa en el condado de Los Ángeles por agentes de inmigración que llegaron en cuatro camionetas.

Yadira Sánchez, su nieta, obtuvo de inmediato el apoyo de cientos de personas en las redes sociales y logró liberar provisionalmente a su abuelo.

Ahora ella y los activistas que se sumaron quieren aprovechar la popularidad de la petición para favorecer a otros indocumentados.

“Mi abuelo fue el que abrió el camino para todos nosotros, él no le está haciendo daño a nadie, y vinieron a arrestarlo como si fuera un criminal, una prioridad para la migra, y él no es la única persona mayor que están pasando por esta situación”, explicó a Efe Yadira Sánchez, de la Coalición de Jóvenes Inmigrantes (IYC).

Según el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), 1.588 inmigrantes entre 60 y 69 años fueron deportados en 2012, y el año siguiente la cifra subió a 1.982.

El mismo día del arresto del “abuelito Poly”, como le dicen sus siete nietos, fue enviado hacia la frontera para ser deportado.

“Ya íbamos rumbo a Tijuana (México) cuando me bajaron de la camioneta y me regresaron”, explicó el mexicano.

En menos de ocho horas Yadira Sánchez y su grupo IYC lograron que organizaciones proinmigrantes, activistas y usuarios de las redes sociales presionaran a ICE para que detuviera la deportación.

Además de #Freeabuelito (liberen al abuelito), los mensajes popularizaron también las etiquetas #Not1More (ni uno más) y #EndTheQuota (acaben con las cuotas).

“Mi abuelo no debería ser una prioridad para el ICE, pero como tienen que llenar una cuota de deportaciones fueron por él, ni siguiera dejaron que la abogada llegara”, criticó su nieta.

Ahora que Apolinar Sánchez recobró su libertad, mientras busca una cita con un juez, la campaña quiere ayudar a otros inmigrantes de la tercera edad.

“Son personas muy adultas que tienen sus familias aquí, que dieron sus mejores años de trabajo al país y ya no tienen nada que hacer en el país de donde vienen”, lamentó Sánchez.

Para Pablo Alvarado, director de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), este caso demuestra como ICE desconoce las supuestas normas internas de enfocar sus arrestos en criminales.

“Es una hipocresía, están convirtiendo en criminales a personas que su único delito es no tener documentos”, cuestionó.

Cerca de un 41 % de los indocumentados deportados durante los primeros once meses del presente año fiscal carecía de antecedentes criminales, según cifras de ICE.

Según la misma oficina, 172 mayores de 70 años fueron deportados en 2012, mientras que en 2013 fueron 177.

#Freeabuelito cuestiona también la forma como se llevan a cabo estos arrestos.

“Me preguntaron cosas relacionadas con drogas, si tenía tatuajes, que mi nombre era otro, que si tenía armas”, relató Apolinar Sánchez, quien se dedica a la latonería.

“Necesitamos que se ponga atención en estos casos, la deportación de estas personas es inhumana y afecta no solo a un familia sino a muchas”, reflexionó.

Apolinar Sánchez deberá presentarse ante el ICE el próximo 22 de octubre y espera que su “licenciada”, como le dice a su nieta Yadira, le ayude a permanecer en el país y continuar como el patriarca de la familia.

“Yo espero que se pueda hacer algo, soy un hombre trabajador que no le he pedido un peso a este gobierno, y a mi edad ya es un poco tarde para comenzar en México”, manifestó el abuelo.