“Canelo” Álvarez escribió historia y ahora quiere a Gennady Golovkin (GGG)

Las Vegas.- El boxeo mexicano vivió una noche histórica en el Hotel Mandalay Bay, de Las Vegas, donde el púgil Saúl “Canelo” Álvarez se proclamó nuevo campeón del peso mediano, versión Consejor Mundial del Boxeo (CMB), algo que nadie de su país había conseguido hasta ahora, al vencer por decisión unánime al puertorriqueño Miguel Cotto.

Después de su gran triunfo el azteca se comprometió a hacer todo lo que esta en sus manos para enfrentarse a kazako, Gennady Golovkin, mejor conocido como ‘GGG’

Además, Álvarez, de 25 años, hizo su mejor pelea como profesional ante Cotto, mejoró en su rapidez de piernas y movilidad, sin perder la potencia de sus golpes, y consiguió que el boxeo de su país también saliese triunfal en otro duelo más de la rivalidad histórica que mantienen con el de Puerto Rico.

La pelea, que estuvo siempre muy igualada hasta la recta final cuando se impuso el mayor poder físico de Álvarez, no dejo ninguna duda en el triunfo del nuevo campeón que recibió la votación unánime por parte de los tres jueces que la tuvieron que calificar (117-111, 119-109 y 118-110).

“Ha sido una gran pelea, Cotto fue un rival muy difícil, ambos salimos a darlo todo en el cuadrilátero y los verdaderos triunfadores de la noche han sido los aficionados y el deporte del boxeo, que le ofrecimos una entrega completa”, declaró Álvarez al concluir la pelea.

Álvarez (46-1-1, con 32 nocáuts) planteó una excelente estrategia de dosificar las fuerzas desde el inicio de la pelea y poco a poco con el poder de sus golpes le fue mermando la resistencia física de Cotto (40-5, con 33 ganados por la vía rápida), que sufrió la primera derrota bajo la dirección del veterano entrenador miembro del Salón de la Fama Freddie Roach.

Ahora la gran interrogante será si Cotto decide seguir como profesional, hacer las dos o tres peleas que dijo que esperaba disputar antes del duelo con “Canelo” o cuelga los guantes.

El boricua inició el ataque con golpes al cuerpo, mientras Álvarez buscaba llegar al final con un golpe, lanzado varios que fallaron con el objetivo.

Pero desde el segundo asalto, la mayor envergadura de Álvarez le permitió comenzar a dominar la pelea con los golpes más contundentes y claros, mientras que Cotto se movía y trataba de imponer la distancia y la defensa.

También metía golpes a los costados y rectos a la cara, pero sin que le generasen peligro a la integridad física de Álvarez que poco a poco se crecía en su boxeo y con la potencia de sus puños.

En los asaltos de la mitad de la pelea, ambos intercambiaron golpes, con el púgil boricua de 35 años que buscaba puntuar mediante directos y ganchos y Álvarez quien buscaba acortar el combate ante el entusiasmo de los miles de seguidores mexicanos que llenaron las gradas del recinto del Hotel Mandalay Bay, donde recibieron con abucheos a Cotto y con una estruendosa ovación al nuevo campeón del mundo.

El combate fue precedido de una amarga controversia al comienzo de semana cuando el Consejo Mundial de Boxeo retiró su reconocimiento al boricua al negarse a pagar la cuota de sanción, que era de 300.000 dólares y 800.000 al campeón interino, el kazako Gennady Golovkin para que no reclamase la defensa obligatoria que Cotto tenía que hacer con él.

Ahora el gran duelo, además obligatorio, tendrá que ser entre Álvarez y Golovkin, el púgil que está invicto y que será una verdadera prueba de fuego para el nuevo campeón del mundo del peso mediano del CMB.

“Estoy listo para enfrentarme a cualquier rival y la decisión la tendrán que tomar los responsables de mi equipo y promotora”, declaró Álvarez. “Siempre me preparado para enfrentarme a los mejores y lo he demostrado”.

La noche también fue triunfal para el boxeo mexicano al ver como el aspirante Francisco Vargas se convirtió también en el nuevo campeón del peso pluma del CMB al ganar por nocáut técnico en el noveno asalto al exmonarca japonés Takashi Miura.

Vargas se recuperó de una caída en el sexto asalto, heridas en pómulo y párpado, para protagonizar como triunfador lo que puede ser una de las mejores peleas del año.

El nuevo campeón del mundo comenzó explosivo la pelea y en el mismo primer asalto sorprendió al campeón japonés con par de combinaciones, pero luego sería Miura el que dominó y cuando todo parecía que el triunfo sería para él, surgió la valentía y el poder de los golpes de Vargas que cambió toda la historia del combate a su favor y del boxeo de México.