Clinton acapara las donaciones de campaña de Wall Street

NUEVA YORK.- La precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton está acaparando más fondos de Wall Street para financiar su campaña que el total de lo que reciben sus rivales, y la cifra llega ya a 4,2 millones de dólares, informa el lunes The Wall Street Journal.

De acuerdo con diversos cálculos, solo en marzo pasado Clinton acaparó el 53 % de las donaciones hechas por ejecutivos financieros de Wall Street, muy por encima de lo recibido por el republicano Donald Trump, que no llega ni al 1 %.

De hecho, según el Journal, algunos directivos de Wall Street que anteriormente prestaban apoyo financiero a candidatos republicanos como Jeb Bush o Marco Rubio, ya retirados de la carrera presencial, están apoyando a Clinton en los últimos meses.

La ex secretaria de Estado, que lidera las elecciones primarias demócratas, ha sido acusada reiteradamente por su rival demócrata, Bernie Sanders, de estar apoyada por el mundo financiero de Nueva York.

Los datos que ha recopilado y analizado el Journal a partir de cifras aportadas por un grupo independiente indican que el 53 % del dinero que ha acaparado Clinton de todas las donaciones hechas por Wall Street en marzo contrasta con la proporción del 32 % que recibió en 2015 y el 33 % de enero y febrero pasados.

Trump, que se ha quedado solo en la carrera republicana con vistas a los comicios de noviembre próximo, ha financiado casi toda su campaña con fondos propios, pero ha anunciado que incrementará sus gestiones para conseguir financiación de terceras personas.

El periódico recuerda que para las elecciones presidenciales de 2012 el sector financiero de Wall Street fue la fuente mayor de aportes para campañas, con un total de 90 millones de dólares en contribuciones.

Para esos comicios, el aspirante republicano Mitt Romney consiguió tres veces más que el demócrata Barack Obama de parte de Wall Street.

El periódico incluye el caso del magnate financiero Paul Singer, de la firma Elliot Managementm, uno de principales donantes de fondos para los republicanos, quien junto a otras importantes figuras de Wall Street han aportado 16 millones de dólares para un comité de acción política (Super-PAC) contra Trump.

La nota cita el testimonio de un ex asesor de la Comisión del Mercado de Valores (SEC) y estratega republicano Andrew Weinstein, quien señaló que las compañías del país “odian señales de incertidumbre en cuanto a política fiscal, regulatoria y comercial”, y por eso se mantienen distantes en su apoyo a Trump.