Clinton lidera supermartes pero Sanders aguanta gracias a Vermont y Oklahoma

Washington.- La ex secretaria de Estado Hillary Clinton lidera las elecciones primarias del supermartes en EEUU, celebradas en una docena de estados, aunque su rival, el senador Bernie Sanders, se hizo con dos importantes victorias: en el estado que representa, Vermont, y en Oklahoma.

Clinton logró la victoria de manera holgada, primero en Georgia y Virginia, dos de los estados que cerraron más temprano las urnas junto a Vermont, que cayó del lado del senador de manera abrumadora.

Con el 95 % escrutado, la también ex primera dama se hizo con el 65 % del apoyo en Virginia, uno de los estados considerados claves para llegar a la Casa Blanca, mientras que el legislador se quedó en un 35 %, por lo que Clinton se llevará la mayoría de los 95 delegados disputados allí de cara a la convención del Partido Demócrata que se celebrará en julio.

Asimismo, con el 55 % escrutado, la ex secretaria de Estado ganó en Georgia con un 73 % de los votos a su favor, por un 23% para Sanders, en un estado que reparte 102 delegados.

Además de esas victorias, Clinton se anotó otras dos más en los estados sureños de Tennessee y Alabama, aupada por el fuerte apoyo que granjea en la comunidad afroamericana y donde se reparten 67 y 53 delegados, respectivamente.

Con el 52% del recuento en Tennessee, la ex secretaria de Estado contaba con el 64% de los votos, por el 35% de Sanders; mientras que, con apenas el 24% escrutado en Alabama, Clinton se hacía con el 78% por el 19% del legislador.

En Arkansas, el estado natal del expresidente Bill Clinton y que reparte 32 delegados, su esposa también se alzó con la victoria y lograba el 69% del apoyo del electorado demócrata, frente al 27% de Sanders, cuando aún apenas se había recontado el 16% de los votos.

La victoria para Clinton también fue confirmada de inmediato en Texas, uno de los territorios donde tiene más adeptos, logrando así la mayoría de los 222 delegados que allí se disputan y donde, con un 7 % escrutado, obtenía el 68 % del apoyo por un 30 % para Sanders.

“Qué gran supermartes”, dijo la ex secretaria de Estado desde Miami, tras conocerse varios de sus triunfos electorales a lo largo del país, y ya mirando a las próximas citas en las urnas.

Clinton se refirió también al otro gran ganador de la noche, el magnate Donald Trump, quien se hizo con la mayoría de los estados disputados en las primarias republicanas.

“Lo que está en juego en esta elección nunca ha sido tan importante. La retórica que estamos escuchando en el otro lado (los republicanos) nunca ha sido más baja”, afirmó en referencia a los fuertes descalificativos que ha utilizado el multimillonario a lo largo de su campaña.

El senador por Vermont ganó en el estado que representa en la Cámara Alta con un 86% de los votos escrutados por un 14 % para Clinton, cuando ya se habían contado el 61 % de los sufragios, lo que le otorgará casi el total de sus 16 delegados.

Sanders fue el primero en dirigirse a sus seguidores, a quienes instó de nuevo a una “revolución política” y ante quienes pronosticó que ganará varios cientos de delegados en la noche de hoy.

“Cuando acabe esta noche, habrán votado 15 estados y quedarán otros 35 (en todo el país). Déjenme asegurarles que vamos a llevar nuestra lucha por la justicia económica, la justicia social, la cordura respecto al medio ambiente y la paz mundial a cada uno de esos estados”, afirmó el senador.

La otra gran victoria de Sanders, no tan esperada, fue en Oklahoma, donde, con un 91% escrutado, ganaba la contienda demócrata con un 52% frente a un 41% para la ex secretaria de Estado.

El estado de Massachusetts es uno de los más disputados de la noche y la victoria no ha sido otorgada aún a ninguno de los dos aspirantes con el 58 % escrutado, aunque Clinton lidera el recuento con un 52%, frente al 47% del legislador.

Además, todavía no se conocen los resultados demócratas de los caucus (asambleas populares) de Colorado, un estado con gran población latina, y Minesota, ambos territorios donde se esperan recuentos muy ajustados.