El Hidalguense y sus deliciosas tradiciones

 Gustavo Rangel

La tradición que comenzó por la fuerza del destino continúa enriqueciéndose en el restaurante El Hidalguense.

Los sabores únicos que se pueden saborear en sus 30 diferentes platillos siguen siendo algunos de los más apreciados tesoros del barrio Spring Branch.

el-hidalguense-WEb-toritllas

Las tradiciones en El Hidalguense se viven en su comida.

Ya son más de 26 años que este establecimiento, ubicado sobre la calle Long Point entre Antoine y Silber, ha sido el punto de referencia cuando se trata de auténtica comida mexicana.

Su mole rojo, barbacoa, cabrito asado y las tortillas hechas a mano son tan solo una pequeña parte del exquisito menú que a través de los años se ha convertido para sus clientes en toda una deliciosa costumbre.

El Inicio

El Hidalguense sin embargo no comenzó con tanta diversidad, en sus inicios solamente se vendían pollos asados.

“Nosotros nunca habíamos manejado un restaurante y cuando lo comenzamos fue en una etapa complicada de nuestras vidas”, dijo Gudelia Gonzáles, propietaria de El Hidalguense.

el-hidalguense-WEb-toritllas-02

Las tortillas hechas a mano son deliciosas en El Hidalguense.

“Mi esposo trabajaba para Pemex y en 1994 lo estaba haciendo acá en Los Estados Unidos pero llego el momento que termino su plazo y nos dijeron que nos regresáramos. Nosotros ya no queríamos volver y mucho menos en esa época porque fue justo cuando se devalúo muy feo el peso”, agregó la originaria del estado Hidaglo.

Gudelia y su esposo, Carlos Gonzáles, tenían que encontrar pronto una nueva fuente de ingresos y decidieron abrir un restaurante.

“Abrimos el restaurante y nos fue muy mal al principio, no teníamos mucha clientela y la falta de experiencia nos estaba hundiendo pero no dejamos de luchar fuimos aprendiendo sobre la marcha. Creo que lo más importante fue que siempre fuimos fieles a querer ser auténticos”, explicó la propietaria.

Su deseo de éxito insaciable y pronto Gudelia y su esposo comenzaron a buscar alternativas para poder ofrecerles a sus clientes los platillos que estaban pidiendo.

“Un día unos clientes nos vieron comiendo una barbacoa que habíamos hecho y nos pidieron, pero no era como la hacemos en Hidalgo, nosotros la habíamos hecho con hojas de plátano y sin pozo. La comenzamos a vender y a la gente le gusto”, contó la empresaria.

“Pero nosotros queríamos hacer la barbacoa como en Hidalgo y comenzamos a traer pencas de maguey y construimos los pozos y afortunadamente a la gente le ha gustado nuestro estilo”, agregó.

Fieles a su estilo y tradición

Las tradiciones que se han establecido en El Hidalguense han logrado llegar muy lejos ya que el restaurante ha recibido varios reconocimientos de revistas locales, estatales y nacionales.

“Mucha gente americana conoce nuestro restaurante y es que nuestra clientela hispana introdujo a los americanos a nuestra comida y ahora ellos solos (los americanos) han regresado y nos dicen que este es lugar favorito para comer comida mexicana”, subrayó.

Una parte esencial de la tradición deliciosa de El Hidalguense son sus empleados que llevan décadas trabajando en el establecimiento y que son los encargados de poner en la mesa los platillos exquisitos que se pueden disfrutar todos los días en este cachito de México en Houston.