Devotos de Romero celebraron su beatificación

Los Ángeles.- Devotos del arzobispo salvadoreño Óscar Romero quieren “poner en práctica sus enseñanzas de amor a los más necesitados” luego de su beatificación.

“Para nosotros, los salvadoreños en Estados Unidos, la beatificación de monseñor Romero significó una reivindicación a su vida, a la lucha, a la vida que entregó por los pobres”, dijo Carlos Vaquerano, director ejecutivo del Fondo Educativo para el Liderazgo Salvadoreño Americano (SALEF.

“Yo creo que es la mejor forma de haberle pagado tributo a lo que él dio”, consideró Vaquerano, miembro de la junta directiva de la Clínica Monseñor Óscar Romero, organización sin fines de lucro que atiende en Los Ángeles las necesidades sanitarias de refugiados de las guerras civiles centroamericanas.

Óscar Arnulfo Romero, arzobispo de San Salvador, fue asesinado por un francotirador el 24 de marzo de 1980 cuando predicaba en la capilla del hospital La Divina Providencia de la capital salvadoreña.

foto-beatificacion-romero-2-WEB

Estatua de Monseñor Oscar Romero en la Plaza del mismo nombre en el parque Douglas MacArthur de Los Angeles (California).

foto-beatificacion-3-web

Carlos Vaquerano, director ejecutivo del Fondo Educativo para el Liderazgo Salvadoreño Americano (SALEF) y miembro de la junta directiva de clínica Monseñor Oscar Romero, será pare del grupo de devotos del arzobispo que parten en peregrinación hacia El Salvador.

El pastor, conocido como “La voz de los sin voz”, fue declarado mártir por el papa Francisco en febrero pasado y fue beatificado el 23 de mayo, último paso antes de ser nombrado santo, en la Plaza Salvador del Mundo de la capital salvadoreña.