Cruz promete en Florida reforzar la frontera e incrementar deportaciones

Miami.- El senador Ted Cruz desveló en Orlando (Florida) parte de su proyecto electoral en Inmigración y señaló que de ser elegido presidente reforzaría la frontera con México e incrementaría las deportaciones.

El precandidato republicano a la Presidencia de EEUU, y quien se halla en esta ciudad de Florida para participar en una cumbre organizada por el Partido Republicano de este estado, señaló que incrementaría las deportaciones, reforzaría la frontera sur con un muro y triplicaría el número de agentes fronterizos.

“Un flujo continuo de inmigrantes ilegales que llegan al país, reduciendo los salarios, impacta prácticamente los sueldos de todos”, manifestó el republicano durante un acto de campaña realizado la tarde de ayer en una Iglesia de Orlando.

Hijo de un inmigrante cubano, Cruz prometió que de ser elegido presidente reformaría el sistema legal migratorio de Estados Unidos, lo que implicaría echar atrás las medidas firmadas por Obama en esa materia y que amparan de la deportación a millones de indocumentados.

El senador por Texas llamó a suspender por un periodo de 180 días el programa de visas H-1B, que se otorga a inmigrantes altamente calificados, además de prevenir el aumento de inmigración legal mientras las tasas de desempleo sean altas.

Marcó distancia de sus contendientes al interior de su partido, entre ellos, aunque no lo mencionó, el senador cubanoamericano por Florida Marco Rubio, que se han mostrado partidarios de otorgar una amnistía a los indocumentados.

El precandidato criticó también a los partidario del proyecto de ley de reforma migratoria aprobado en el Senado en 2013, que incluía un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados, pero que a la larga quedó estancado en la Cámara de Representantes.

Ted Cruz cumple en la actualidad su primer periodo como senador por Texas en la Cámara Alta y, de acuerdo a un sondeo divulgado esta semana, encabeza junto al magnate Donald Trump la intención de voto entre los electores republicanos de Texas.