David Beckham renuncia a su plan de estadio de f煤tbol en el centro de Miami

Miami.- El exfutbolista ingl茅s David Beckham ha abandonado sus planes de construir un estadio de f煤tbol en el centro de Miami, ante los obst谩culos encontrados, aunque no renuncia a levantarlo en otra zona del sur de Florida, inform贸 el canal local NBC 6 South Florida.

La antigua estrella del Manchester United renuncia as铆 a la tercera localizaci贸n en el centro de Miami, en esta ocasi贸n junto al estadio de b茅isbol de los Marlins.

Los dos primeros lugares propuestos por el ingl茅s en la deseada 谩rea del Puerto de Miami fracasaron por la oposici贸n de varios sectores afectados, como el de los cruceros, adem谩s de asociaciones de vecinos y ambientalistas.

El comisionado de la citada ciudad, Francis Su谩rez, confirm贸 a NBC 6 que la negociaci贸n para la construcci贸n del estadio de f煤tbol que impulsa Beckham se hab铆a retirado de la agenda de reuni贸n del Ayuntamiento para el martes.

La propuesta del ingl茅s ten铆a que figurar en la agenda de este martes con el fin de que pudiera ser incluida en la votaci贸n de marzo pr贸ximo.

Fuentes cercanas a la operaci贸n comercial indicaron al canal que Beckham “se daba por vencido” en el proceso para obtener la aprobaci贸n para construir el estadio en Miami, pero que eso “no significa” que su grupo inversor (Beckham United Group) no fuese a tratar de levantar el estadio en alg煤n otro lugar del sur de Florida.

La semana pasada se rumore贸 que peligraban las negociaciones para la construcci贸n del estadio de f煤tbol y que el equipo inversor consideraba ya un plan alternativo, aunque se desconoce qu茅 otro emplazamiento podr铆a ser.

En concreto, el plan del Beckham United Group encontr贸 resistencia en vecinos que no quisieron vender sus propiedades al precio ofertado por este grupo, lo que al parecer colm贸 la paciencia de los inversores y complic贸 el proyecto.

La construcci贸n del estadio de f煤tbol para la Major League Soccer (MLS) exig铆a primero la demolici贸n de una serie de viviendas ocupadas cerca de la zona proyectada para la obra, y para ello era necesario que el grupo inversor las adquiriera.

“Hemos estado en comunicaci贸n y de buena fe con los propietarios y les hemos ofrecido varios millones de d贸lares por encima del precio de mercado, pero no estamos de acuerdo en pagar cantidades nada razonables”, se帽al贸 recientemente al diario The Miami Herald Neisen Kasdin, uno de los representantes de Beckham.

Desde comienzos de 2014, Beckham anunci贸 su inter茅s en construir en Miami un estadio para unos 20.000 espectadores, tras adquirir una franquicia de la MLS.