Donald Trump no se la acaba: Univisión también rompe relaciones con el magnate

Gustavo Rangel

Segundos después de que el magnate inmobiliario y presentador de televisión Donald Trump dio por concluido su discurso el día que lanzó su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos ya se había ganado millones de enemigos.

Sus fuertes declaraciones en contra de la inmigración mexicana dejaron a muchos incrédulos, pero a muchos más ofendidos y enojados.

Sin pelos en la lengua Trump comentó que México enviaba a los Estados Unidos “violadores” y otros “criminales y que muchos de los problemas sociales que se viven en este país tienen que ver con la presencia de los mexicanos en este país.

Por si fuera poco, dos días después Trump aseguró en su cuenta de Twitter que México estaba “matando económicamente a los Estados Unidos” y aseguró que él (Trump) era la solución para negociar mejor con México a favor de los Estados Unidos si fuese elegido presidente.

“Están enviando (México) gente que tiene muchos problemas, están enviando sus problemas”, dijo. “Están enviando (México) drogas, enviando crimen, son violadores, y asumo que algunos son buenas personas, pero hablo con los guardias fronterizos y nos dicen lo que estamos recibiendo”.

Sus declaraciones fueron reprobadas por políticos, artistas, escritores, millones de personas a través de las redes sociales, el presidente Barack Obama y hasta el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro le mandó un mensaje al aspirante.

“Yo como presidente de Venezuela de Bolívar y Chávez alzo mi voz en defensa del pueblo de México, ofendido por este pelucón. Qué indignación. Quien se mete con México se mete con Venezuela. Repudio total las declaraciones de este bandido y ladrón”, dijo Maduro.

El repudio del pueblo mexicano se ha manifestado de varias formas algunas muy coloridas ya que hasta se hizo una piñata de Trump.

El ataque de Trump fue recibido con mucho coraje en el gobierno mexicano y figuras importantes como el empresario mexicano, Carlos Slim reprobaron rotundamente las declaraciones del candidato.

Trump se encuentra en busca de la nominación republicana a las elecciones presidenciales del 2016 donde por ahora compiten otros 12 candidatos republicanos.

“Ofensivo, imprudente y xenófobo”

El líder del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México, César Camacho, sumó su voz a las condenas contra Trump por sus comentarios antiinmigrantes, y calificó al magnate estadounidense de “ofensivo, imprudente y xenófobo”.

Trump, dijo Camacho en una entrevista con la emisora Imagen Radio, “dice saber de negocios, y entonces se supone que sabría de números. ¿Cómo va a saber de números si con eso que acaba de decir se echa encima el voto latino? Ahí ya no le salen los números”.

“Además de ofensivo, imprudente y xenófobo, no tiene presente lo que los mexicanos, lo que nuestros paisanos, auténticamente arriesgando la vida, la piel, el pellejo, contribuyen al crecimiento de la economía de aquel país (EE.UU.)”, expuso el líder partidista.

Se trata de “gente trabajadora, bien organizada, que sin dejar de ser fiel a México sabe su papel cuando está en EE.UU. y en general es cumplidora de la ley”, dijo Camacho.

“Nos sentimos francamente ofendidos por alguien imprudente, que no mide las consecuencias de sus palabras, pues ya tiene varias decenas de millones que lo traemos entre ojos”.

Las declaraciones de Camacho vienen un día después de que el canciller mexicano José Antonio Meade considerara que los comentarios del magnate reflejan “prejuicios” sobre la situación en México, así como una “profunda ignorancia” sobre la contribución de los migrantes a Estados Unidos.

Y un día antes, el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio, calificó las declaraciones de Trump de “prejuiciosas y absurdas”.

“Se ve que busca más generar una nota que un proyecto, y que por supuesto no conoce la aportación de todos los migrantes, de prácticamente todas las naciones del mundo, que han llegado a apoyar, a respaldar el desarrollo de Estados Unidos”.

Trump lanzó sus críticas el martes pasado en un discurso en el que anunció su intención de buscar la candidatura presidencial de EE.UU. republicana en 2016.

El multimillonario propuso levantar un “gran muro” en la frontera entre los dos países y hacer que “México lo pague”.

“México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas (…). Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores. Asumo que hay algunos que son buenos”, afirmó.