El “Baby Bull” Díaz listo para regresar por un quinto campeonato

Gustavo Rangel

El ex campeón del mundo, Juan “Baby Bull” Díaz camina sobre el ring de su gimnasio en el barrio del East End y es imposible no notar algo diferente en su comportamiento.

Se le nota más relajado, no es tan evidente esa tensión que se le apreciaba en el rostro cuando una pelea estaba a la vuelta de la esquina, y la alegría en su rostro es muy natural, no la finge para los medios que llegan a entrevistarlo.

Muchos años han pasado desde que por primera Díaz alzó un campeonato. Durante su carrera como profesional el “Baby Bull” ha vivido momentos gloriosos y amargos, es quizás por todas esas experiencias dentro y fuera del ring, que hoy Juan le sonríe a la vida.

La calma que hoy demuestra Díaz es un contraste total a la tormenta que era antes de una pelea hace unos años atrás y esto podría ser algo muy peligroso para sus próximos rivales.

El “Baby Bull” (40-4, 19 KOs) regresará al cuadrilátero este próximo 19 de marzo para enfrentarse a Fernando Garcia de Tijuana, México (30-7-2, 19 KOs) en un combate pactado a diez asaltos en el Arena Theatre.

“Estoy muy contento de poder regresar al ring aquí en Houston enfrente de mis fans y poder seguir adelante con la meta de volver a ser campeón del mundo”, dijo Díaz en una entrevista con La Prensa de Houston.

“Quiero ganar mi quinto título. Quiero estar en la historia del boxeo, y que la gente diga, este boxeador no era el más rápido, ni el más fuerte, ni tenía una gran pegada, pero de cualquier forma ganó cinco campeonatos”, comentó el pugilista houstoniano.

El camino al quinto campeonato se truncó hace un año cuando una lesión en su hombro lo dejo al borde de su meta. El “Baby Bull” iba pelear por un campeonato en la cartelera de Manny Pacquiao vs Floyd Mayweather, pero semanas antes en una sesión de sparring su oponente entró de forma rara y al golpear Díaz se desgarró y tuvo que ser operado.

Han sido 10 largos meses de recuperación que si bien han sido algo frustrantes, a la vez han servido para aprender algunas lecciones valiosas.

“He aprendido a ser más paciente y a disfrutar las cosas buenas en mi vida. No apresure mi recuperación, seguí las instrucciones del doctor, que me dijo no pegarla a nada por 10 meses y así lo hice, pero si trabaje mucho en lo físico, no estuvo del todo parado y por eso hoy me siento fuerte”, explicó.

Es notoria su buena condición física, a unas semanas de la pelea Díaz ya casi anda alrededor del peso pactado.

“Antes batallaba para bajar (de peso) y ahora es lo contrario tengo que comer para no bajar tanto tengo mucho tiempo que no he estado en la condición física en la que me encuentro ahora. He trabajado muy duro para regresar porque quiero ese campeonato con todo mi ser”, sentenció el boxeador.

Antes de la lesión Díaz había logrado cinco victorias consecutivas después de haber estado parado por casi dos años pero este regreso Díaz asegura que será diferente.

“Creo que solamente necesito unas dos o tres peleas para recuperar ese ritmo que ya había logrado antes de mi lesión. Primero tengo que vencer a García y luego seguir al siguiente oponente hasta llegar a una pelea de campeonato mundial”, contó.

El panorama en la división de Díaz es complicado actualmente el hombre que reina en la categoría de los ligeros es Jorge Linares y en el horizonte vienen surgiendo nuevas figuras como el boricua Félix Verdejo, pero Díaz solamente quiere su oportunidad.

“Yo sé que ahorita los que están arriba me ven como un campeón viejo y esta bien no tengo problema. Yo les voy a demostrar que estoy para pelear por un campeonato mundial en este regreso que apenas comienza”, concluyó.

En la cartelera del 19 de marzo también se presentará el polémico Mike Alvarado, que igual que Díaz quiere demostrar que aun merece una oportunidad de regresar a los grandes escenarios del boxeo.