El Chapo estuvo dos veces en EEUU durante su fuga, dice su hija

El narcotraficante mexicano¬†Joaqu√≠n ‘El Chapo’ Guzm√°n estuvo en dos ocasiones en Estados Unidos tras la¬†fuga que protagoniz√≥ en julio de 2015, seg√ļn revel√≥ este viernes la hija mayor del capo, Rosa Isela Guzm√°n Ortiz.

 

En una entrevista que publica el diario brit√°nico The Guardian, Guzm√°n Ortiz asegura que funcionarios mexicanos ayudaron a su padre a cruzar la frontera para visitar a familiares, tras escapar del penal de m√°xima seguridad de El Altiplano, en el Estado de M√©xico, a trav√©s de un t√ļnel de 1,5 kil√≥metros.

La hija del narcotraficante, que se convirti√≥ entonces en uno de los fugitivos m√°s buscados del mundo, se√Īala en su primera entrevista con un medio de comunicaci√≥n que pol√≠ticos mexicanos aceptaron donaciones de El Chapo para sus campa√Īas electorales, lo que le sirvi√≥, seg√ļn su versi√≥n, para facilitar su huida.

“Mi padre no es un criminal. Es el Gobierno el que es culpable”, dijo Guzm√°n Ortiz, de 39 a√Īos, que mantuvo diversas conversaciones con periodistas de The Guardian con el benepl√°cito de El Chapo, de 61 a√Īos.

La hija del líder de uno de los sindicatos de la droga más lucrativos del mundo comenta que su padre estuvo a finales de 2015 en su casa de California (EEUU), donde vive con sus cuatro hijos.

“El Chapo” mantiene diversos lazos familiares en Estados Unidos, pa√≠s natal de su tercera esposa, la antigua reina de la belleza Emma Coronel.

Guzm√°n Ortiz no desvela en la entrevista detalles de c√≥mo ‘El Chapo’ logr√≥ cruzar la frontera estadounidense sin ser detectado.

“Yo le pregunt√© lo mismo, cr√©ame. Lo √ļnico que s√© es que mi padre le encarg√≥ a su abogado que entregara algunos cheques para campa√Īas (pol√≠ticas) y pidi√≥ que se le respetara”, se√Īala, al tiempo que indica que su familia est√° considerando publicar copias de esos cheques junto con los nombres de funcionarios y pol√≠ticos que los aceptaron.

“Si hay un pacto, no lo respetan. Ahora que lo han capturado dicen que es un criminal, un asesino. Pero no dec√≠an eso cuando ped√≠an dinero para sus campa√Īas. Son unos hip√≥critas”, asevera la hija del traficante.

Al d√≠a siguiente de la fuga de ‘El Chapo’, el presidente de M√©xico, Enrique Pe√Īa Nieto, tach√≥ lo sucedido como una “afrenta” para el pa√≠s y anunci√≥ una “investigaci√≥n a fondo para determinar si ha habido servidores p√ļblicos en complicidad o involucrados” en la huida.

La Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) ofreció una recompensa de 5 millones de dólares (4,5 millones de euros) por cualquier información que condujera a su captura.

A principios de enero, el narcotraficante fue detenido en Sinaloa, en el noreste de México, una de las cunas del tráfico de drogas en Norteamérica.

“El Chapo” hab√≠a logrado notoriedad internacional con una primera fuga de prisi√≥n en 2001, cuando huy√≥ de la c√°rcel de Puerto Grande, en Guadalajara, oculto en un carro de la lavander√≠a.

En aquella ocasión permaneció más de una década en paradero desconocido para las autoridades, que le capturaron en febrero de 2014, también en Sinaloa.