El condado Harris el primer gobierno en demandar a Volkswagen

Gustavo Rangel

El Condado Harris ha entablado una demanda de $100 millones de dólares en contra de la compañía automotriz Volkswagen alegando de que alrededor de 6,000 vehículos,diésel (Volkswagen) transitan por las carreteras de Harris causando daño ambiental.

La demanda surge después de que Volkswagen admitió haber truqueado el sistema de emisiones de sus autos. El fiscal del condado, Vince Ryan presentó la demanda en la Corte de Comisionados el martes y esta fue aprobada por los comisionados. Está podría ser la primera demanda de un gobierno a Volkswagen.

Los daños de la demanda podrían escalar por encima de los $100 millones de dólares y están calculados en las cantidades de $50 a $25,000 dólares por día por los 6,000 vehículos Volkswagen que circulan en el condado.

EEUU hará pruebas adicionales para detectar sistemas de trucaje en vehículos

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) envió hoy una carta a todos los fabricantes de automóviles para informarles de que empezará a realizar pruebas adicionales para detectar sistemas de trucaje de emisiones como el utilizado por Volkswagen (VW).

El director de la División de Cumplimiento de la EPA, Byron Bunker, señaló en la misiva que la Agencia puede probar “cualquier vehículo utilizando ciclos de conducción y condiciones que pueden esperarse de forma razonable en la operación y en el uso normal”.

Bunker añadió que estas pruebas adicionales están destinadas a “investigar la potencial” presencia de sistemas de trucaje.

Los fabricantes “pueden esperar estas pruebas, además de los ciclos estándar de prueba de emisiones”, continuó el representante de la EPA.

El endurecimiento de la vigilancia de la EPA sobre los fabricantes de automóviles se produce cuando el organismo está siendo criticado por sus acciones en el escándalo de los motores diesel de Volkswagen.

Aunque la Agencia reveló el pasado viernes que había detectado el uso de un software ilegal en los vehículos de Volkswagen, que falsea las emisiones reales de óxidos de nitrógeno, el fabricante fue capaz de esconder el fraude durante años.

La EPA sólo empezó a investigar el fraude después de que investigadores de la Universidad de Virginia Occidental y de la organización sin ánimo de lucro International Council on Clean Transportation (ICCT) detectasen las discrepancias entre las emisiones reales y las medidas en las pruebas oficiales.

Además, la Agencia se ha opuesto a permitir que investigadores examinen el código informático utilizado en los vehículos para controlar las distintas funciones de los automóviles modernos.

La EPA se ha opuesto a una exención para que, investigadores como los que han descubierto el fraude de VW, no estén sujetos a la Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital (DCMA) aprobada en 1998 en Estados Unidos y que prohíbe saltarse “medidas de protección tecnológica”.

Especialistas en seguridad informática han señalado que la exención a investigadores podría haber permitido descubrir mucho antes el software ilegal implantado por Volkswagen para trucar sus emisiones. Con información de agencia EFE.