El ‘gigante’ pisa fuerte en el arranque de las Eliminatorias

Gustavo Rangel

La Selección Mexicana comenzó con paso arrollador las Eliminatorias Mundialistas de la CONCACAF al conseguir dos triunfos al hilo en contra de El Salvador y Honduras, respectivamente.

Las victorias confirman el buen momento del Tri, y a la vez pusieron en evidencia las deficiencias de los cuscatlecos y catrachos.

Bajo la conducción de su nuevo entrenador, Juan Carlos Osorio, los aztecas supieron manejar bien los tiempos en ambos duelos. México no lució, pero si fue contundente especialmente en el choque contra Honduras, donde los mexicanos finalmente pudieron escaparse con un triunfo después de tantos años de no poder lograrlo.

El Tri terminó el dominio de 50 años que tenía Honduras al ganar a los catrachos en San Pedro Sula, por primera vez en 50 años.

El último triunfo que México logro en territorio hondureño fue en 1993 en la ciudad de Tegucigalpa.

En el triunfo aparecieron nuevas figuras que prometen mucho para el resto del camino eliminatorio rumbo a Rusia 2018. Jürgen Damm y Jesús ‘Tecatito’ Corona entraron de relevo y marcaron una gran diferencia en el partido contra la ‘H’.

El entrenador de México resaltó el triunfo y sus beneficios.

“Nos deja felices. Ganamos bien. Ganamos ejecutando un plan que los muchachos cumplieron. Tuvimos un grupo de grandes jugadores que respondieron a la forma en que planeamos el partido”.

Además, optimista, indicó que los jugadores mexicanos le abren opciones de nuevos ensayos tácticos. “Los jugadores mexicanos nos permiten jugar de maneras diferentes, con diferentes estructuras, de acuerdo a las virtudes de los adversarios. Hemos hecho algunos cambios que han funcionado con la respuesta de los jugadores”.

Además el técnico del Tri aseguró que la presentación de México no fue especulativa, sino, según él, ofensiva.

“Como había dicho, nosotros pensamos que lo que se plantea y la propuesta va directamente relacionada con lo que se presenta, porque iniciamos con cinco jugadores de ataque. No fuimos conservadores. Jugamos a lo que correspondía en el juego y ganamos con la autoridad”.

Además, para Osorio la oportunidad en los cambios le ayudó a consumar la victoria.

“Los cambios fueron nominales, sino estructurales. Sale Aquino y entra Corona, y sale ‘Chicharito’, para mover a Jiménez y que Jürgen jugara por el extremo.

“La principal virtud de nuestro cuerpo técnico es cero ego. Y nuestro objetivo principalmente con el pueblo mexicano que nos ha darnos la oportunidad, y para convencer a los que no están de acuerdo, pero no es para callar bocas”.

Osorio contempla partidos amistosos contra Senegal o Colombia para ir conociendo mejor a los jugadores.

Mientras que México goza de un plantel renovado con talento sobresaliente, otros equipos en este arranque de las Eliminatorias han dejado serias preocupaciones.

Honduras con su entrenador José Luis Pinto se nota desbaratado y es evidente que no hubo renovación en el plantel. Va ser complicado el camino para los catrachos si no aparecen nuevas figuras en el futuro inmediato.

El Salvador atraviesa una situación similar a la de Honduras, y Estados Unidos sigue dejando dudas, ya que solamente pudo empatar contra Trinidad y Tobago en su segundo duelo de la competencia.

Guatemala ganó 4-0 sobre San Vicente para acumular sus primeros tres puntos, pero también es un equipo con muchas limitaciones.

Costa Rica junto con México son los que prometen más, pero en una eliminatoria que apenas comienza todo puede suceder y de repente se puedan giros bruscos.

En la Conmebol

La selección de Ecuador ocupa el primer lugar de las Eliminatorias Mundialistas de la Conmebol rumbo a Rusia 2018 con un triunfo contundente de 3-1 sobre su similar de Venezuela en la tercera fecha de la competencia.

El otro lado de la moneda lo vive la la selección de Colombia que ha quedado fuera de la zona de calificación tras perder 1-0 ante Argentina en la jornada. Los cafeteros se quedaron con solamente cuatro unidades y tendrán que esperar hasta el próximo año para poder recuperar terreno y meterse de nuevo a la pelea.

Uruguay escaló al tercer lugar de la tabla con su victoria de 3-0 sobre Chile mientras que Brasil ocupa el cuarto lugar tras su triunfo ante Perú por 3-0. Paraguay por su parte venció con apuros a Bolivia, 2-1 y con una mejor diferencia de goles se aferra al quinto lugar, que es zona de repechaje.