Estados Unidos apuesta por los hispanos para el Mundial Sub’17 de Chile

Houston.- Por primera vez la selección de fútbol de Estados Unidos sub’17, que participará en el decimoquinto Mundial consecutivo, este año a disputarse en Chile, tendrá a 11 jugadores de origen hispano entre los 21 que llamó el entrenador nacional Richie Williams.

El crecimiento del fútbol en Estados Unidos ha ido en progresión permanente con la aportación de los hispanos decisiva para que las selecciones nacionales tengan protagonismo en las competiciones internacionales.

Estados Unidos asistirá este año al Mundial Sub’17 de Chile, el decimoquinto que se disputa desde que en 1985 la Fifa estableció la competición de manera oficial.

Williams, que es un producto del desarrollo del fútbol estadounidense a nivel nacional y formó parte de la selección mayor, ahora como responsable de la cantera admite que el talento de los jugadores de origen latino es especial y también su pasión por el deporte rey del mundo.

De ahí que en Chile tendrá jugadores latinos de todos los orígenes encabezados por la gran figura en la defensa como es el central Hugo Arellano, que pertenece a la academia de formación del Galaxy de Los Ángeles.

También estará el arquero Eric López, y que se proyecta como uno de los jugadores que pueden llegar al primer equipo de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS).

Otro jugador clave en la defensa será el izquierdo Alexis Velela, que firmó por el Cosmos de Nueva York, donde militan figuras como el español Raúl González y el brasileño Senna, dirigidos por el venezolano Giovanni Savarese, quien lo considera un prospecto con un gran potencial.

“Alexis es un prospecto que genera gran expectación porque posee un enorme potencial como jugador”, subrayó Savarese.

“Es un joven futbolista con grandes cualidades técnicas, que además puede ocupar distintas posiciones, algo que lo hace todavía más valioso”, agregó.

La definición de Savarese del perfil de Velela, que nació en San Diego, es la misma que Williams destaca de la mayoría de los jugadores latinos que ha seleccionado.

“Tienen algo especial a la hora de entender el fútbol y eso queda reflejado en la manera como tocan el balón y como se posicionan en el campo, al margen de la estrategia que hayamos diseñado”, señaló.

Precisamente por esas características son las que han convertido a dos jugadores hispanos, Eric Calvillo, del Real So Cal y Alejandro Zendejas, un tejano nacido en El Paso que pertenece al FC Dallas, y a sus 17 años es el primer jugador que milita en la MLS, como los directores del centro del campo.

El entrenador asistente del FC Dallas, el argentino Josema Bazán con amplia experiencia internacional como jugador y entrenador, definió a Zendejas como un “jugador completo”.

Es un mediocampista que juega por la izquierda, que pasa muy bien el balón, también es creativo y muestra una gran compostura cuando tiene que definir ante el gol, pero si lo necesitas para defender lo hace de maravilla”.

Sin embargo, Bazán destacó que la gran virtud de Zendejas es que una vez que recibe el balón lo pude manejar a cualquier parte del campo, sin presión, y con una facilidad enorme a la hora de dejar atrás a los rivales.

Junto a Calvillo y Zendejas, Williams cuenta con el poder físico de Luca de la Torre, que milita en la cantera del Fulham, de Inglaterra, fundamentales en el equipo de las Barras y las Estrellas.

Al igual que Velela puede jugar en varias posiciones y los responsables técnicos del Fulham, en su tradición de conseguir talento joven del fútbol base de Estados Unidos, están convencidos que podrá llegar al primer equipo como lo hizo su compatriota Emerson Hyndman, que ahora está ya con la selección sub’23 de las Barras y las Estrellas en el Torneo Preolímpico de la Concacaf.

Mientras tanto, en el ataque Williams tiene puesta toda la confianza en dos jugadores hispanos como son Pierre Da Silva, de la academia de formación de Orlando City, el equipo de la MLS, donde milita la figura brasileña Kaká, y Brandon Vázquez, otro jugador de origen mexicano que pertenece al Club Tijuana.

Los otros dos jugadores hispanos que completan la lista de los 11 que estarán en Chile son los delanteros Joe Gallardo, que pertenece al Monterrey de México y Josh Pérez, un californiano, que en estos momentos no pertenece a ningún equipo.

Cuando mayor está siendo la polémica en el ámbito político y social por las críticas vertidas de nuevo sobre el papel de los hispanos en Estados Unidos, 11 jóvenes talentos que se sienten orgullos de sus orígenes latinos también van aportar lo suyo para mostrar a todo el mundo que ya son parte importante e integral del deporte de este país.

Williams reconoció que al margen de la gran admiración y aprecio que sentía por todos los jugadores, todavía era algo más especial cuando observa la pasión y entrega completa que ponen los hispanos que están en el campo a la hora de defender la camiseta de Estados Unidos que llevan puesta y que es la de su país.