Estados Unidos prorroga el TPS a Nicaragua y Honduras por otros 18 meses

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, en inglés) anunció la prórroga por otros 18 meses del Estatuto de Protección Temporal (TPS) a Honduras y Nicaragua, que supone la concesión de un permiso de trabajo.

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, anunci√≥ en un comunicado la extensi√≥n del beneficio migratorio a los nicarag√ľenses y hondure√Īos¬†desde el pr√≥ximo 6 de julio, fecha en que expiraba la medida, hasta el 5 de enero de 2018.

Los actuales beneficiarios del TPS para Nicaragua y Honduras que quieran seguir acogiéndose a esta medida deberán volverse a registrarse a partir de hoy y en el plazo de 60 días establecido, informó el comunicado.

El Servicio de Ciudadan√≠a e Inmigraci√≥n hizo un¬†llamamiento a los nicarag√ľenses beneficiados por este programa a efectuar sus registros y presentar los documentos necesarios lo antes posible, y advirti√≥ de que habr√° casos en los que los beneficiarios no reciban este nuevo documento hasta que el anterior expire.

El TPS permite a los beneficiarios la obtención de un permiso de trabajo temporal válido durante el tiempo que se mantenga la medida.

Esta ventaja migratoria, concedida a ambos pa√≠ses hace casi veinte a√Īos y que ha venido prorrog√°ndose ininterrumpidamente,supone una protecci√≥n contra la deportaci√≥n para unos 57.000 hondure√Īos y 2.550 nicarag√ľenses que viven en Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos otorg√≥ el TPS a Honduras y a Nicaragua bajo el mandato del presidente dem√≥crata Bill Clinton, despu√©s de que el hurac√°n Mitch dejara miles de muertos, graves da√Īos y cientos de miles de damnificados en esos pa√≠ses en 1998.

Desde entonces, EE.UU. ha renovado ese estatus en trece ocasiones, incluyendo esta √ļltima.

Tambi√©n m√°s de 200.000 salvadore√Īos gozan de un TPS que le concedi√≥ a ese pa√≠s el Gobierno del expresidente George W. Bush tras el devastador terremoto que sufri√≥ en 2001, mientras que las autoridades guatemaltecas han pedido asimismo que se les extienda ese beneficio migratorio a sus ciudadanos.

Grupos proinmigrantes mantienen actualmente una campa√Īa a favor de que el Gobierno del presidente Barack Obama extienda las ventajas del TPS¬†o les otorgue el estatus de refugiado a los inmigrantes indocumentados que llegan en los √ļltimos tiempos al pa√≠s, principalmente de El Salvador, Guatemala y Honduras, huyendo de la violencia.