Ginny Fuchs deja fuera Marlen Esparza de los Juegos Olímpicos 2016

Gustavo Rangel

Fue el resultado menos esperado. La gran sorpresa de las Pruebas Olimpicas de Boxeo en la rama femenil la dio la pugilista houstoniana, Virginia (Ginny) Fuchs al vencer en la final a la gran favorita, y también houstoniana, Marlen Esparza.

Esparza llegó respaldada de mucha apoyo incluyendo una cantidad de patrocinadores pesado, como Coca Cola, Nike y Cover Girl, firmas que apostaron a que la guapa pugilista hispana ganaría las Pruebas Olímpicas, y eventualmente estaría en los Juegos Olímpicos de Rio 2016.

Sin embargo Fuchs finalmente pudo lograr lo que antes del pasado domingo se le había negado cinco veces. Vencer a Esparza para Fuchs se había convertido en una misión imposible.

En cinco ocasiones Marlen había vencido a Ginny, simplemente por varios años, Esparza estaba convertida en una barrera que Virginia no podía superar.

Fuchs cambio varias veces de entrenadores, pero ninguno tenía la fórmula para vencer a una Esparza mucho más experimentada.

Hace unos meses atrás Fuchs cambio su esquina y comenzó a trabajar bajo la dirección de Derwin Richards, ex entrenador del cuatro veces campeón mundial, Juan ‘Baby Bull’ Díaz.

El cambio fue clave, ya que Fuchs mejoro de manera extraordinaria, pero más allá de los cambios, Fuchs nunca perdió el deseo de ser olímpica. Muchos le dijeron a la zurda, que surgió de Khema antes de instalarse el Houston, que no iba poder lograr  su sueño.

Las cosas no estaban a favor de Fuchs, su trayectoria en contra de Marlen estaba bien documentada y no se miraba por donde Ginny iba poder cambiar lo que parecía un destino definido.

Sin embargo Fuchs no solamente venció a Marlen en la final, sino que también le ganó en la fase eliminatoria, mandando a la vez su contrincante a la llave de los perdedores en las pruebas, que se llevaron a cabo en Memphis, Tennessee.

Esparza logro recuperarse y salió sin mayores problemas de esa incómoda posición para colocarse en el combate de campeonato ante Fuchs, y donde muchos creían que Esparza recuperaría su prestigio perdido. Pero no fue así, Ginny volvió a pelear con inteligencia y garra para quedarse una vez más con la victoria, y así establecerse a la vez como una de las más concretas esperanzas olímpicas del país.

“Ella (Marlen) es una gran boxeadora y sabía que iba ser una pelea muy cerrada. Todas nuestras peleas fueron apretadas y por eso esta vez lo deje todo en el ring. Se trataba de quien lo quería más, y como yo gane, creo que esa persona fui yo”, dijo Fuchs después de su triunfo.

La victoria de Ginny le permite pelear por un cupo a Rio 2016 en el Preolímpico Internacional, que se celebrará el año próximo.

La derrota para Marlen significó el fin de su sueño dorado. Esparza ganó medalla de bronce en Londres 2012 y desde ese momento que se le negó la presea dorada, Esparza comenzó a planear su regreso a las Olimpiadas para cumplir su objetivo de ganar una medalla de oro.

Todo parecía ir marchando bien para Marlen hasta estos últimos días. El año pasado se había coronado campeona mundial en el peso mosca, y en varios torneos internacionales la originaria del área de Pasadena había brillado. Sus actuaciones le ganaron la atención de patrocinadores prestigiosos, hasta Nike le fabrico unas botas personalizadas.

El golpe de haberse quedado fuera de los próximos Juegos Olímpicos fue duro de asimilar para Esparza. Un día después de la derrota la pugilista publicó varios videos en su cuenta de Instagram llorando y ofreciendo unas palabras a sus seguidores.

“Ok…estoy segura que todos saben que no gane en estas Pruebas Olímpicas, y nada más quería ofrecer una palabras. Hice todo lo que pude en este torneo y quería darle las gracias a todos los que me apoyaron”, dijo entre lágrimas la boxeadora.

“Este no es el final, les voy a demostrar que no solamente porque se fracasa una vez significa que vas a fracasar el resto la vida”, agregó Esparza.