Gobernador de California plantea aumentar salario mínimo en seis años

El gobernador de California, Jerry Brown Jr, detalló hoy un plan de seis años para aumentar el salario mínimo a 15 dólares por hora, lo que calificó como “un asunto de justicia económica”.

El anuncio fue dado a conocer en la capital del estado con el respaldo de legisladores demócratas y lideres de organizaciones sindicales, en un movimiento que podría generar una espiral de aumentos del salario mínimo a nivel nacional.

Brown apuntó en un comunicado que este aumento asistirá a millones de trabajadores de bajos ingresos y a quienes la ayuda que podría recibir les ayudará en sus necesidades primarias.

El plan, que será turnado a la legislatura estatal para fines de esta semana, aumentaría el salario mínimo en el estado por 50 centavos, para pasar el 1 de enero de 2017 a 10.50 dolares, y de ahí a 11 dolares para 2018.

El aumento sería subsecuente año por año hasta finalizar con 15 dólares por hora para el 1 de enero del 2022.

“Este acuerdo pone un mejor futuro para la población promedio de californianos”, afirmó Laphonza Butler, presidente del consejo estatal del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU, por sus siglas en inglés).

La propuesta otorga una concesión a pequeños negocios que tengan menos de 25 empleados a un año adicional para aumentar sus salarios, y el aumento a 15 dólares por hora no se aplicará a éstos hasta el 1 de enero de 2023.

En California existen aproximadamente unos siete millones de trabajadores que cobran por hora en el estado y de los cuales dos millones 200 mil ganan el salario mínimo actual.

El alcalde de Los Ángeles calificó como histórico el acuerdo, tras asegurar que este estado ha encabezado esfuerzos para protección de trabajadores y ayudarlos a salir de la pobreza.

El líder del senado estatal, el demócrata Kevin de León, manifestó que “en el país más rico de este planeta nadie que trabaje tiempo completo debería ser obligado a vivir en la pobreza”.

“Los salarios se han estancado durante décadas, mientras que los costos del consumidor, las ganancias corporativas y los llamados bonos (beneficios extrasalariales) de los ejecutivos se han disparado”, anotó.

“Es hora de restaurar a California el sueño americano para las familias que trabajan día y noche sin descanso”, agregó De León.

“Estoy muy contento de que hoy tenemos un acuerdo que elevará el estándar de vida para millones de californianos, mientras generamos nueva demanda de bienes y servicios, y ayudamos para que los negocios prosperen”, indicó.

“Pero lo más importante es que la decisión de hoy demuestra que, en primer lugar, California sabe cómo liderar cuando algunos estados incluso están tratando de reducir salarios mínimos”.