“Antes de causar lastima” quiere ayudar y causar admiración

El Proyecto México Migrante tiene empuje

Gustavo Rangel

Omar Osiel Hernández ha sufrido mucho, el originario de Cortazar, Guanajuato tuvo que someterse a numerosas operaciones doloras debido a que sufre de osteogenésis imperfecta, una condición también conocida como enfermedad de los ‘huesos de cristal’.

A Hernández la vida le comenzó a dar golpes fuertes casi desde que nació. Su familia humilde no podía darle el cuidad necesario, y de muy pequeño tuvo que abandonar a su familia para ser internado en un lugar donde le iban a poder dar la ayuda que necesitaba.

Sus años de niñez y adolescencia estuvieron repletos de mucho dolor físico por las constantes operaciones en sus piernas, pero también sufrió mucho en el aspecto emocional, ya que fue el blanco de burlas.

Sin embargo el guanajuatense encontró un refugio en los libros.

“Mi escape fue la educación desde niño porque la vida pronto me enseño que el estudio iba ser la única manera que yo iba poder ser alguien en esta vida. A pesar de mi condición yo siempre tuve el deseo de ayudar a otros, especialmente a los niños, porque yo no le deseo a nadie lo que yo pase, mucho menos a un niño”, dijo Omar en una entrevista con La Prensa de Houston.

A base de mucho sacrificio Hernández logró terminar sus estudios y se dedicó a buscar niños con discapacidad para ayudarlos a que les dieran tratamiento en el Hospital Shriners de Houston. Junto con su hermana, que radica en Houston, Omar ha conseguido ayudar a más de 40 niños con diferentes discapacidades de diferentes partes de México.

“Hemos logrado cambiarle la vida a muchos niños, y eso nos da una gran satisfacción. El saber que pudimos traerlos a un hospital tan avanzado donde van a recibir el mejor tratamiento posible me da mucho alegría porque sé que no van a sufrir como lo hice yo”, agregó Hernández.

Omar nunca se ha visto como una persona con discapacidad al contrario siempre se ha considerado una persona útil.

“Personas como yo muchas veces terminan pidiendo limosna en las calles porque eso es lo que se espera de ti cuando estas discapacitado. Pero nunca acepte eso, yo siempre quise progresar y ayudar”, contó.

“Antes de causar lastima quiero causar admiración”, comentó.

Actualmente Hernández sigue su lucha por ayudar  y hoy es el presidente del Proyecto México Migrante en Guanajuato, un programa que ayuda a migrantes en ambos lados de la frontera.

Omar se encuentra en Houston buscando difundir más información sobre el programa Proyecto México Migrante, y la vez busca establecer una más amplia relación con el Consulado de Houston para poder ayudar mejor a los inmigrantes mexicanos que radican en la Ciudad Espacial.

“Lamentablemente muchos paisanos que están en este lado de la frontera no está informados de los beneficios que existen para ayudarlos. Hay programas muy buenos que pueden servirles para que ayuden mejor a sus familias en México y para que aquí en los Estados Unidos estén mejor apoyados por su gobierno”, explicó Hernández.

El Proyecto México Migrante actualmente trabaja con varias organizaciones cívicas de Houston para ayudar a los inmigrantes de diferentes estados de México. Para mayores informes sobre los beneficios de PMM se puede visitar la página de Facebook PMM Nacional.