ISIS amenaza con otros ataques, dos mexicanos murieron en el atentado y el mundo se solidariza con Francia

La ONU condena los “despreciables” ataques terroristas en París

Naciones Unidas condenó los “despreciables” ataques terroristas producidos en Francia y pidió la “liberación inmediata” de los rehenes del teatro Bataclan, en el centro de París.

En un comunicado emitido por la oficina del portavoz de la ONU, la organización confió que las autoridades francesas harán “todo lo que esté en sus manos” para llevar “rápidamente a la justicia” a los responsables de los atentados perpetrados.

Los tiroteos y explosiones de París en los que por el momento han muerto 40 personas, aunque el presidente francés, François Hollande, ha hablado de “decenas de muertos”, ocurrieron simultáneamente junto al Estadio de Francia donde se disputaba el encuentro amistoso de fútbol Francia-Alemania, y en las terrazas de dos bares junto al canal Saint Martin.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó a través de ese mismo comunicado su “más profundo pésame” a las familias de las víctimas y deseó “una rápida recuperación de los heridos y afectados” por el ataque, al mismo tiempo que recordó su compromiso con el Gobierno y el pueblo francés.

Asimismo, los miembros del Consejo de Seguridad condenaron igualmente en sus “más fuertes términos” los atentados “atroces” y “cobardes”.

Igualmente, transmitieron en un comunicado sus condolencias a las familias de las víctimas, así como al Gobierno francés, y subrayaron la necesidad de que los responsables de los atentados terroristas sean llevados ante la justicia.

Los responsables

Al tiempo que la organización terrorista Estado Islámico (ISIS) se adjudicaba la autoría de los atentados en París, Francia, militantes del grupo celebraban la masacre por redes sociales.

La compañía italiana de inteligencia y manejo de riesgo  IFI Advisory alertó de la tendencia por Twitter. Según la entidad,  los seguidores de ISIS enviaron mensajes incendiarios bajo el hashtag #باريس_تشتعل que en español significa “París se está quemando” o  “París está en fuego”.