La masacre de un ‘monstruo’ sin piedad: Sospechoso enfrentaría la pena de muerte; Se puede ayudar a los familiares de las víctimas

La masacre de un ‘monstruo’ sin piedad

Gustavo Rangel

El ‘monstruo’ ingresó a la casa de sus víctimas por una ventana abierta. La tranquilidad que había en el hogar donde vivían seis niños y dos adultos se rompió en el momento que la ‘bestia’ comenzó su ataque.

Mientras que otros vecinos asaban carne y escuchaban música en sus patios algo terrible sucedía en la casa ubicada en el domicilio 2211 de la calle Falling Oaks en el Noroeste del condado

Armado con una pistola, David Ray Conley estaba decidido a acabar con las vidas de ocho personas.

Todos los intentos que se habían hecho para mantener lejos al ‘monstruo’ habían fracasado y ahora la peor pesadilla de seis niños y dos adultos estaba enfrente de ellos, vestido con una playera negra con un logo amarillo de Batman.

Los candados que la madre de los seis niños, Valerie Jackson, había cambiado en julio de nada sirvieron, el ‘monstruo’ encontró el punto débil.

Los mató a sangre fría

Valerie ya conocía de lo que era capaz su ex pareja, Conley. Al fin y al cabo, ella, (Valerie) había sido una de las varias víctimas en el largo historial de violencia doméstica que arrastraba la ‘bestia’.

No hubo tiempo de reaccionar, Conley estaba armado y con varias esposas en mano dispuesto a comente un acto macabro. Al ‘monstruo’ no le importo que uno de los seis niños que iba asesinar era su hijo biológico, y procedió a cometer lo que podría ser el peor asesinato en masa en la historia de Houston.

Metódicamente Conley fue esposando al esposo de su ex pareja, a algunos de los niños y a Valerie. Luego los dividió entre las tres recamaras de la casa para luego comenzar a ejecutarlos con un tiro en la cabeza.

La escena del crimen es tan extensa en el domicilio mencionado que a los investigadores podría tomarles hasta cuatro meses para terminar de analizar toda la evidencia que recaudaron en los días pasados.

Las autoridades aún no han determinado exactamente la razón que llevó a Conley a cometer la masacre pero su extensa historia de violencia doméstica fue escalando en peligrosidad cada vez más en contra de varias mujeres y niños, incluyendo una ex esposa que describió a Conley como un “diablo” horas después de que el sospechoso fue arrestado.

“Mi amigo me contaba que su papá le pegaba y que amenazaba a su madre cada rato. Yo lo notaba muy triste a veces y había ocasiones que no quería ir a su casa porque tenía miedo que su padre llegará a visitarlo”, dijo un amigo de Nathaniel Conley, el hijo de 13 años de Conley, que fue una de las víctimas de la masacre.

“No puedo creer lo que hizo este monstruo. ¿Cómo puedes matar a tu propio hijo y a otros cinco niños? Tienes que ser un demonio para hacer algo así. Esto que hizo no tiene perdón, eran niños buenos que salían y jugaban a la calle con lo demás niños y ahora están muertos. Que tragedia tan grande”, comentó Eleazar Rosas, vecino de la zona.

La noche que atacó el ‘monstruo’

Los disparos que acabaron con la tranquilidad de la calle Fallen Oaks el sábado por la noche fueron solamente el comienzo de lo que ahora es una de las páginas más tristes de esta ciudad.

Más detalles fueron surgiendo en los días después de la masacre y cada uno parecía ser más escalofriante pero quizás lo más lamentable fueron los textos que alcanzó a mandar Valerie a su madre pidiendo ayuda cuando miró al ‘monstruo’ aproximándose a su casa.

Familiares de Valerie alertaron a las autoridades de la posibilidad de que Conley estaba planeando hacerle daño a Valerie, pero según el oficial en jefe, Tin Cannon del Departamento del Sheriff, sus policías no tenían suficiente información para realizar una entrada forzada y que fueron a la casa de la familia Jackson en tres ocasiones el sábado.

Sin embargo no fue hasta la tercera vez que fueron a revisar la casa que los oficiales se percataron de un cuerpo tirado en el suelo en una de las recamaras y fue hasta entonces que decidieron ingresar. El sospechoso les disparó a los oficiales cuando entraron a la casa y estos retrocedieron para así permitirle a los negociadores de la unidad de secuestros intervenir en la escena.

El ‘cobarde’ se entregó

Los negociadores lograron convencer a Conley a salir de la casa y fue arrestado en la escena. Las ocho víctimas murieron en la escena y a lo largo del domingo la unidad forense fue sacando sus cuerpos uno por uno.

“Apenas había visto a los niños jugando. Siempre tenía mucho cuidado cuando pasaba por la casa de ellos (los niños) porque a veces se atravesaban de repente y ahora saber que están muertos es algo muy triste”, dijo Rosa Olivares, vecina

A Conley se le entablaron tres cargos de asesinato capital y se encuentra en la cárcel del condado sin posibilidad de fianza. Conley también está siendo monitoreado porque las autoridades lo consideran que podría suicidarse. La fiscalía ya dejo entrever que buscarán la pena de muerte.

“No se necesita pensarlo demasiado en este caso de que la pena de muerte estará en la mesa”,

Las víctimas fueron identificadas como Jonah Jackson (6 años), Trinity Jackson (7 años), Caleb Jackson (9años), Dwayne Jackson Jr. (10 años), Honesty Jackson (11 años), Nathaniel Conley (13 años), Dwayne Jackson (50 años, esposo de Valerie) y Valerie Jackson (40 años).

Conley (49 años), según algunos testigos vivió por un periodo con Valerie en la casa de Falling Oaks pero autoridades aún están tratando de investigar la relación que existía entre el sospechoso y las víctimas.

El año escolar está por comenzar en el Distrito Aldine pero en las escuelas Shotwell Middle School, Hill Intermediate y Sammos Elementary School será sin las víctimas de esta masacre y eso les parte el corazón a los amiguitos de los “pequeños angelitos” .

“Ya no vamos a caminar juntos en los pasillos. No puedo creer que ya no van a estar cuando regresemos a clases. Va ser muy triste para todos nosotros que los conocíamos”, dijo un compañero escolar de las víctimas.

La familia pide ayuda 

La familia de Valerie ha abierto una cuenta de Go Fund Me para ayudar con los costos fúnebres de las ocho víctimas. Si quiere ayudar lo puede hacer en la siguiente liga:  http://www.gofundme.com/p7ygtfsc