La memoria de Jenni vive

Los Ángeles.- Más de 10.000 personas vivieron con emoción el concierto “Jenni vive 2015″, que contó con la participación de diferentes artistas del género regional mexicano en el Marina Green Park de la ciudad de Long Beach California.

El recuerdo a la cantante californiana marcó lo que sucedió anoche entre el público y especialmente en el escenario, frente al cual se situó una silla vacía que representaba la presencia de Jenni Rivera.

El momento más emotivo fue la presentación de su hija Chiquis Rivera, quien lucía un mallón negro con motivos coloridos y de corte muy mexicano e inició su actuación con el tema “Paloma blanca”, mismo que forma parte de su primera producción discográfica, “Ahora”.

En todo momento, la hija mayor de la artista se mostró conmovida y agradecida por el cariño que le han brindado siempre a su madre y dijo al público: “Quiero tomar un momento para dar las gracias a todos ustedes por estar aquí, gracias por recordar a la diva de la banda, mi madre”.

La concurrencia no pudo contener las lágrimas cuando en el escenario apareció Jenika Rivera, una de las hijas menores de la desaparecida artista, para cantar con su hermana mayor la canción “Pedacito de mí”.

Otra de sus hijas, Jacqie Rivera, hizo su debut artístico en este recital con temas en inglés en los que recordó a la desaparecida “mariposa de barrio”.

Este concierto, sigue la huella del recital que se desarrolló el año pasado en el Arena Monterrey, en el estado mexicano de Nuevo León, para rendir tributo a la cantante fallecida en un accidente aéreo en México el 9 de diciembre de 2012.

Esta cita, que se prolongó durante más de cinco horas, se celebró el día en el que la denominada diva de la banda festejaría su onomástica, por lo que la familia decidió conmemorar de esta manera “la vida de la cantante”.

Los Tucanes de Tijuana se convirtieron en uno de los artistas más aplaudidos de la noche y muchas de las canciones fueron cantadas al unísono por todos los asistentes.

Mario Quintero, líder de la agrupación, comentó antes de entonar su tema “La clave privada”, que esta canción le “encantaba” a Jenni Rivera y que la “cantaba en todos sus shows”.

Por su parte, Chuy Lizárraga se mostró muy complacido por haber sido invitado a este “especial concierto” en el que se celebró la vida y obra de la “inmortal” Jenni Rivera.

“Me siento muy contento porque estamos festejando la vida de una gran persona”, dijo Chuy Lizárraga, que recordó algunos de los momentos que compartió con la diva de la banda y se refirió a ella como una mujer emprendedora que luchó por sus objetivos.

Vicky y Marisol Terrazas, integrantes del grupo Horóscopos de Durango, fueron grandes amigas de la desaparecida intérprete, y para ellas “Jenni vive 2015″ fue un homenaje a una “gran señora”.

“Nos sentimos muy emocionadas. Cantar en este escenario significó una gran presión, pero creo que la gente y la familia Rivera nos recibieron muy bien”, dijo Vicky tras el espectáculo.

Para Luis Angel Franco, vocalista de Banda Recoditos, este tipo de eventos son muy emotivos, pues se recuerda a una de las intérpretes femeninas más influyentes en la música regional mexicana. “Es un honor que nos hayan invitado. Nos sentimos muy contentos de ser tomados en cuenta”, dijo.

Por su parte, Samuel Sarmiento, otro de los vocalistas de la banda recalcó: “Coincidimos en algún evento (con Jenni Rivera) y nos dimos cuenta de lo que ella podía hacer con su voz arriba de un escenario”.

Banda Recoditos preparó para esta ocasión una actuación exclusiva en honor a Jenni Rivera en la que incluyeron los temas “No llega el olvido” y “Qué me vas a dar si vuelves”.

Regulo Caro, por su parte, interpretó las populares “Mañanitas” para “que se vayan hasta el cielo” y las pudiera oír Jenni Rivera.

Los ingresos que generó este recital, en el que también actuaron Fidel Rueda, Luz María, Karla Luna y Becky G, serán destinados a Jenni Rivera Love Foundation, que tiene como misión ayudar a niños y mujeres abusadas y maltratadas.