La suspensión de DACA supondría al país unas pérdidas de 433.400 millones

La suspensión de DACA supondría al país unas pérdidas de 433.400 millones

Miami.- Si el presidente electo Donald Trump cumple su promesa electoral de suspender DACA, la orden ejecutiva que protege a los jóvenes indocumentados que llegaron a EE.UU. siendo niños con sus padres indocumentados, la economía del país perdería 433.400 millones de dólares en 10 años, según un estudio.

El análisis, publicado por el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP, en inglés), asegura que el producto interior bruto del país (GDP, en inglés) se reduciría notablemente si los “soñadores” perdieran el permiso de trabajo que les concede la orden ejecutiva aprobada en 2012 por el presidente, Barack Obama.

El estudio señala además que la economía de los estados también se vería afectada, especialmente en aquellos con gran número de indocumentados, como California, que cuenta con 187.000 trabajadores amparados bajo DACA y que podría perder 11.269 anuales, Texas (6.108) o Carolina del Norte (1.179).

El perjuicio a la economía de Arizona se cifraría en 1.291 millones de dólares al año, mientras que en el caso de Illinois sería de 2.235 millones anuales, Nueva York, de 2.379, y Florida, de 1.411 millones.

Por contra, los estados que menos se verían afectados, según CAP, serían Vermont, con solo 867.825 dólares, seguido de Maine, con una pérdida de 2,08 millones anuales, Montana (2,7 millones) y Alaska (5,5 millones).

Durante la campaña electoral Trump prometió que iba a derogar DACA, aunque en diciembre aseguró que durante su mandato buscará una solución para los cientos de miles de jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños.

“Desde un punto de vista humanitario es una situación muy difícil, pero vamos a trabajar en algo para hacer que la gente esté feliz y orgullosa”, dijo Trump en una entrevista con la revista “Time” publicada en diciembre, con motivo de su elección como personalidad del año.

Ante este panorama, el senador demócrata Dick Durbin y el republicano Lindsey Graham presentaron en diciembre el proyecto de la “Ley de prohibición de retirada de individuos que sueñan y hacen crecer nuestra economía” (BRIDGE, en inglés), que mantendría la protección que 740.000 jóvenes han recibido gracias a DACA.

Gracias a DACA, estos miles de jóvenes recibieron permiso de residencia y de trabajo, lo que les permitió entrar en la universidad, hallar un empleo y les animó a comprar vivienda y automóvil.

Pero si Trump cumple su amenaza, estos jóvenes deberían salir del mercado de trabajo y regresar a las sombras en las que permanecieron durante años, lo que supondría, según el estudio, dejar de “contribuir” de manera directa en la economía del país.