ACTUALIZADA CON DECISIÓN DEL JURADO: El juicio de la tragedia de ‘prom’

 

Gustavo Rangel

La noche que debió haber sido de ensueño terminó en tragedia. Eddie Herrera y su novia Jacqueline Gómez tenían todo preparado para celebrar su baile de graduación, su ‘prom’ iba ser inolvidable, y así fue, esa noche nunca se olvidara, porque esa noche Jacqueline murió en un cuarto de hotel.

Herrera de 20 años ha sido acusado de haberle causado severo daño corporal a Jacqueline, y esta semana comenzó su juicio, dos años después de la tragedia que conmocionó a la preparatoria MacArthur High School.

La noche trágica

Jacqueline de 17 años fue encontrada sin vida el 17 de mayo del 2014 en un cuarto de hotel del Hyatt Regency (425 North Sam Houston Pkwy) donde se celebró el baile de ‘prom’ de la escuela MacArthur.

Según investigadores la pareja de jóvenes tuvieron relaciones sexuales extremas, que incluyeron el ahorcamiento. Los novios también se encontraban bajo la influencia de alcohol y drogas, informaron las autoridades.

Las investigaciones que se hicieron después del incidente acabaron con el arresto de la madre de Herrera, Melissa Ann Martínez, 40 años, que según la policía fue la que les dio a los jóvenes las drogas y el alcohol. Además la madre del joven al llegar a la escena vistió a Jacqueline antes de pedir ayuda a los trabajadores del hotel.

La madre de la víctima entabló una demanda en contra de Herrera y su madre luego de que la muerte de Jacqueline fuese catalogada como homicidio.

Dos años de agonía

Han sido dos años de historias conflictivas que ahora aterrizan en el la corte de la juez de distrito, Vanessa Velásquez.

Herrera enfrenta la posibilidad de vida en prisión si es encontrado culpable de haber herido de gravedad a Jacqueline esa noche trágica.

Los abogados de Herrera aseguran que fue una sobredosis de alcohol y drogas y no el sexo extremo lo que mató a la joven.

“Ellos estaban felices. No hay ninguna razón para que él (Herrera) ahorcara a su pareja de baile a muerte”, dijo Doug O’Brien, abogado defensor de Herrera, el lunes que comenzó el juicio.

Durante las declaraciones de apertura en el juicio los fiscales atacaron inmediatamente a Herrera y dijeron que cuando Herrera tenía 18 años, él, con la ayuda de su madre, rentó un cuarto de hotel, compró dos botellas de whiskey y consiguió analgésicos  el 17 de mayo del 2014.

“Ustedes van a ver la telaraña de mentiras y engaños que han construido Eddie Herrera y su madre”, dijo el fiscal, Justin Wood. “La madre de Herrera les dio 10 pastillas de hidrocodona y les arregla todo para que tuvieran una noche fantástica de ‘prom’”, agregó el fiscal frente al jurado compuesto por 10 hombres y dos mujeres.

La fiscalía se ha concentrado en las horas antes de que Jacqueline fue descubierta sin vida en el Hyatt, incluyendo llamadas de conferencia entre la madre de Herrera y la madre de Jacqueline para ponerse de acuerdo en los detalles de la noche, una noche que acabó en tragedia cuando Herrera se despertó para encontrar si vida a su novia en la cama.

Herrera llamó a su madre cuando se enteró de que Jacqueline no respondía y la madre ya se encontraba en las instalaciones del hotel cuando recibió la noticia de su hijo.

La madre de Herrera subió a la habitación donde encontró a su hijo y el cuerpo desnudo de la joven, antes de llamar por ayuda la madre y su hijo vistieron a Jacqueline.

Los paramédicos que llegaron a la escena pronunciaron muerta a la adolescente en la escena. Jacqueline fue encontrada con elevados niveles de hidrocodona y un nivel de alcohol de .26, más de tres veces el límite legal para conducir. Además la joven tenía señas de trauma alrededor de la nuca.

Herrera les dijo a los investigadores que había ahorcado a Jacqueline durante un acto de sexo extremo con el consentimiento de los dos, y aseguró que antes de dormir Jacqueline estaba bien.

La muerte de Jacqueline fue declarada “sin determinación” debido a que los examinadores no pudieron decidir si murió de una sobredosis o por haber sido ahorcada.

Más de seis meses después del incidente, investigadores entrevistaron a Herrera otra vez y decidieron entablar cargos criminales en su contra, alegando que su versiones de lo que paso eran conflictivas. El caso en contra de la madre de Herrera se encuentra en espera.

El caso de Herrera tiene un detalle importante, ya que no se encuentra acusado de asesinato, y los fiscales no tienen que comprobar que Herrera mató a Gómez. Herrera se encuentra acusado de una felonía de primer grado de violencia doméstica, así que los fiscales lo único que tienen que comprobar es que Herrera le causó daño severo corporal a Jacqueline.

Es culpable 

El miércoles luego de solamente dos horas de deliberaciones el jurado encontró culpable a Herrera de asalto por haber ahorcado a su novia después del baile de graduación en el cuarto de un hotel. Herrera enfrenta la posibilidad de pasar el resto de su vida en prisión,. La fase de castigo comenzó inmediatamente después de que se diera a conocer la decisión del jurado.