‘Manotas’ de Mauro cargan una gran ilusión

El nuevo jugador del Dynamo Mauro Manotas ha llegado de Colombia con la intención de convertirse en figura

Gustavo Rangel

Después de la brillante actuación de la Selección de Colombia en la pasada Copa del Mundo en Brasil el futbolista cafetero se cotizó de una manera impresionante. Promotores y visores de talento de todas partes del mundo se dirigieron de inmediato al mercado colombiano para tratar de contratar a prospectos juveniles buscando encontrar al siguiente James Rodríguez. El Dynamo de Houston no fue la excepción. La directiva naranja se enfocó en un delantero juvenil de la Selección de Colombia Sub-20 de nombre Mauro Manotas y desde que observaron al prospecto de Sabanalarga, Colombia no le quitaron el ojo de encima. “Desde el primer día que lo observamos sabíamos que era el tipo de jugador que queremos en el Dynamo. Puede jugar por el centro y por las bandas, define bien de cabeza y es tranquilo en el área al momento de definir”. Dijo Matt Jordan, director deportivo del Dynamo de Houston. Manotas surgió de la zona Atlántico, que históricamente se ha caracterizado por producir delanteros de mucha calidad y Mauro tiene la esperanza de ser uno más de esos grandes ‘matadores’. Luego de un proceso tedioso para poder llegar a los Estados Unidos, el ex jugador del Uniautónoma F.C., se integró el lunes a los entrenamientos de los naranja con la esperanza de poder estar pronto disputando el puesto titular en la delantera del equipo dirigido por el timonel Owen Coyle. “Creo que mi decisión de venir al Dynamo es la mejor que he tomado en mi vida. Estoy muy ilusionado con esta nueva etapa de mi carrera porque creo que esta oportunidad puede ser un trampolín a cosas más grandes en el futuro, como ir a jugar a Europa”, comentó el goleador. Mauro fue buscado por algunos equipos europeos y otros de la MLS (Major League Soccer) pero el director deportivo del Dynamo habló con la familia del jugador sobre las oportunidades que tendría en Houston de poder crecer como futbolista y persona. “Hubieron otras ofertas pero la del Dynamo fue la más concreta y creo que la correcta para mí. Si me pude haber ido a Europa o a otro equipo pero creo que en estos momentos es mejor ir paso a paso y aquí se me han dado las condiciones que necesito”, explicó Mauro. El delantero sabe que no será fácil ganarse la titularidad en el equipo de Coyle, enfrente de él se encuentra Will Bruin y Giles Barnes además ya se espera pronto la llegada del atacante mexicano Erik ‘Cubo’ Torres. “He visto algunos partidos y afortunadamente tenemos jugadores de mucha calidad. Antes que nada yo vengo a ser solidario con mis compañeros y trabajar a favor del equipo. Creo que la competencia interna es importante porque solamente así vamos a poder ser un mejor equipo. Yo vengo con el compromiso de ayudar y así lo hare en cada entrenamiento y cuando se me dé la oportunidad de jugar”, explicó Manotas. Coyle se mostró contento con la dedicación y disciplina de Manotas. El jugador tuvo que entrenar por su cuenta mientras que estuvo en espera de su visa en Colombia ya que el Dynamo no quería tomar el riesgo de que se fuera a lesionar entrenando con el Uniautónoma F.C. Mauro llegó en buena condición física lo que acelera un poco el proceso de adaptación del jugador. Manotas admitió que le gustaría jugar algún día en México donde se encuentra una notoria cantidad de sus compatriotas pero el joven tiene un equipo preferido. “Me gustaría jugar un día en el América es el perfil de equipo que me gusta, es al que más sigo en México y sería un sueño si algún día se diera esa oportunidad”, concluyó Mauro.

junio-01-2015-01

El nuevo jugador del Dynamo de Houston, Mauro Manotas en su primer entrenamiento con los narnja.

Nombre: Mauro Manotas Nació: 15 de julio 1995 Lugar: Sabana, Atlántico, Colombia Altura: 6 pies Edad: 19 años Ex-Club: Uniautónoma Posición: Centro Delantero Peso: 146 libras Nota: Fue parte de la Selección de Colombia sub-20 que calificó al Mudial Sub -20 2015 y que terminó en el segundo lugar del Campeonato Juvenil de Sudamérica 2015.