Lo positivo y negativo en el arranque de los Texans

Por Enrique Vásquez

Los Houston Texans iniciaron la pre temporada con el pie derecho al visitar el Levi Stadium y de manera muy clara, despacharon a los 49ers de San Francisco en un triunfo de 24-13. En la victoria destaca mucho positivo pero de la misma manera algunos aspectos aun se tienen que trabajar. Aquí, algunas observaciones de lo bueno y lo malo del partido.

Lo bueno lo separamos entre el cuadro ofensivo y el defensivo. Los muchachos de Romeo Crennel iniciaron la pre temporada tal como terminaron el 2015. En su primera serie en la cancha, un takleo de Chris Covington forzó un balón suelto que John Simon recuperó y avanzó 41 yardas para el priemr TD del partido. Covington fue una de las sorpresas la temporada pasada demostrando su capacidad para presionar al QB pero en esta jugada de acarreo demostró que puede ser igual de impactante en contra del juego terrestre. Por su parte Simon sigue presentando un buen nivel jugando en el puesto de LB exterior. Como el relevo de Jadeveon Clowney la temporada pasada registró cinco capturas de QB y en contra de los 49ers mantuvo ese buen nivel. Simon se perfila para una gran temporada. Aun cuando regrese Clowney, Simon está dejando claro que merece todo el tiempo posible en la cancha.

Tom Savage sin duda fue la figura en el cuadro ofensivo al completar 14 de 24 pases para 168 yardas y dos TD's. Bajo su dirección el ataque ofensivo se vio en ritmo y lograron una serie ofensiva impresionante de 10 jugadas y 83 yardas que terminó en pase de de TD de Savage al corredor Akeem Hunt. Claro el trabajo de Savage fue contra suplentes, pero esto no debe de disminuir su buen trabajo al frente del ataque ofensivo.

El En el cuadro ofensivo también destacó el trabajo del nuevo caballo de batalla de los Texans. El corredor Lamar Miller tuvo sólo cuatro acarreos pero la primera vez que tocó el balón se escapó en un avance de 14 yardas.

Aprendan el nombre de Stephen Anderson el ala cerrada novato de la Universidad de California. Logró una recepción de TD en el tercer cuarto y demostró lo que se ha visto de él durante todo el campamento. Tremendas manos y la capacidad de encontrar espació en la defensiva secundaria. El puesto de ala cerrada no está garantizada para nadie incluyendo los veteranos que regresan está temporada. Porque no darle oportunidad a un joven que a nivel universitario logró más de 100 recepciones como fue el caso de Anderson mientras en Berkley con los Golden Bears. Las alas cerradas Griffin y Fiedorowicz se combinaron para sólo 37 recepciones en todo el 2015. Este bajo rendimiento por lo tanto no les garantiza nada en ésta pre temporada y le haber la puerta a jóvenes como Anderson.

Ahora mencionamos lo malo y lo que se tiene que corregir por parte de los Texans. Iniciamos con los equipos especiales y en particular el desastre que fue el regresar patadas de despeje. El novato Tyler Irvin, Will Fuller y Wendell Williams todos soltaron balones en el momento de atrapar dichos despejes.

El rendimiento del primer equipo ofensivo, más allá del trabajo de Lamar Miller fue irregular. Brock Osweiler, en su debut con los Texans, fue presionado y sus pases no fueron los mejores del mundo.

 

Osweiler completó cuatro de siete pases para 27 yardas en tres series ofensivas pero la realidad es que el ataque ofensivo nunca entró en ritmo. La lista de motivos por la cual el cuadro titular fue inconsistente es larga y válida en muchos casos. Pero la realidad es que no hay excusas. Lo único que importa es que los resultados fueron pobres. Su rendimiento tiene que mejorar.

Se rescata mucho positivo del partido y algunos detalles que se tienen que mejorar. El equipo salió del encuentro relativamente sano y libre de lesiones. Ah y como recompensa, ganaron el partido. Si fue un buen partido en general y como se puede anticipar en el primer partido de pre temporada aún hay mucho que trabajar. Este próximo fin de semana en contra de los New Orleans Saints, los Texans buscan dar el siguiente paso en la pretemporada.

Enrique Vasquez, entra a su décimo quinta temporada en las transmisiones de los Texans. La temporada del 2016 será su quinta como la voz oficial en español de los Houston Texans y la temporada número 25 transmitiendo partidos de la NFL.