Madres detenidas en Texas piden su liberación en carta a directora de ICE

Un grupo de 69 madres que se encuentran detenidas den el Centro Residencial Familiar del Sur de Texas pidieron que se termine con su encarcelamiento en una carta abierta a la directora de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), indicó el Proyecto Pro Bono para las Familias Detenidas CARA.

“Primero, nosotras no salimos de nuestros países por vivir una vida color de rosa en los Estados Unidos, salimos huyendo de que nos matarán. Llegamos aquí buscando asilo como es nuestro derecho, y en vez hemos sido sometidas a un nuevo infierno de detención”, indican las madres en uno de los primeros párrafos de la misiva dirigida a la directora de ICE, Sarah Saldaña.

En la carta, acompañada de testimonios, las madres describen el impacto que su detención prolongada ha tenido tanto en ellas como en sus hijos, incluyendo una profunda depresión, pensamientos suicidas, insomnio prolongado, pérdida de apetito y una sensación de desesperación.

Así, describiendo el efecto que su detención ha provocado en su hijo, una de las madres escribió: “Él pregunta todos los días cuando vamos a salir debido a que otras personas salen pero nosotros no. Él me pregunta si estamos atrapados aquí porque somos malas personas, pero no tengo respuestas a esas preguntas”.

A pesar de las reiteradas peticiones de los abogados pro bono que están atendiendo los casos de estas familias en Dilley, ICE falla en informar a las madres de estos menores sobre los resultados de las entrevistas de miedo creíble y razonable, algunas veces hasta 18 días.

El rechazo a proveer los resultados en un tiempo apropiado extiende la detención de estas familias.

Desde abril, el Proyecto CARA, que agrupa a AILA y otras organizaciones que ofrecen ayuda legal pro bono para representar y defender a las familias en los centros residenciales identificó a 85 madres detenidas con sus hijos en Dilley, Texas, que excedieron los tiempos establecidos en su detención según el acuerdo Flores, el cual obliga al Gobierno a acelerar la liberación de niños inmigrantes detenidos.

“Hoy se registró una moción en el acuerdo de Flores indicando que efectivamente se están violando los términos del acuerdo”, dijo hoy a Efe Víctor Nieblas, presidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), quien se encuentra esta semana en Dilley ofreciendo asesoría pro bono a las madres.

Nieblas explicó que en este centro de detención del sur de Texas hay aproximadamente mil inmigrantes, entre madres e hijos.

“Nosotros tememos que familias detenidas en las anunciadas redadas de ICE sean detenidas en centros locales de inmigración, documentadas por los consulados y deportadas, que no lleguen aquí y no tengan la oportunidad de discutir su caso con un abogado”, señaló.

Nieblas y un grupo de abogados se reunieron ayer con la primera dama de Honduras en San Antonio, Texas, para discutir la situación de las madres inmigrantes y cómo ofrecerles asesoría legal.

Las 85 madres que se encuentran en Dilley fueron detenidas más de 20 días y la mayoría está todavía en custodia.

“En vista de la urgencia de este asunto, también se solicita una reunión con usted (directora de ICE) para hacerle saber los daños que sufrimos en detención, tan pronto como sea posible”, concluye la carta firmada por las 69 madres.