¿Y todavía quieren portar armas de forma abierta y en universidades?

Gustavo Rangel

En esta edición llevamos dos reportajes sobre el tiroteo que ocurrió este pasado fin de semana entre bandas de motoristas en Waco, Texas donde 9 personas murieron y más de veinte resultaron heridas. Una tragedia que una vez más puso en el ‘ojo del huracán’ el tema de las armas de fuego.

La sangre en el pavimento del estacionamiento donde ocurrió el mortal enfrentamiento todavía no se secaba, y los policías de Waco aun no terminaban de procesar a las más de 150 personas involucradas en el caso cuando el lunes en la Legislatura del estado, políticos ya estaban discutiendo bien tempranito si los ciudadanos tejanos con permiso de portar armas pueden mostrarlas en público.

¿Qué tiene que pasar para que estos políticos tercos entiendan que no estamos en las mejores condiciones como para relajar las leyes sobre las armas de fuego? No necesitamos que más gente ande en las calles con pistolas.

Lo que acaba de ocurrir en Waco es una muestra de lo que puede suceder cuando surge un conflicto y las armas están al alcance. Nadie está exagerando el peligro de las armas de fuego en público, la realidad lo dice todo, ¡nueve personas murieron!

Si se trata de presumir que en este estado los tejanos aman sus armas y que nadie se las puede quitar y que son muy machos y que se creen vaqueros y no sé qué más, entonces ojala que también estén dispuestos a seguir siendo expuestos a este tipo de actos violentos.

Va ser muy interesante ver cuantos de estos ‘bandidos’ en motos contaban con un permiso para portar pistolas. Estoy seguro que más de uno.

Además de la propuesta de ley que autoriza el libre porte de armas en todo el estado, en la Legislatura también se debate otra propuesta de ley que permitiría cargar pistola en los recintos universitarios.

No quiero ser pesimista pero si se permite cargar armas en territorio universitario espere muy pronto la próxima tragedia.

No sé si lo que ocurrió en Waco fue una señal ‘divina’ pero señores republicanos si tanto manifiestan su fe en Dios entonces tómenla como tal y piensen dos veces antes de aprobar estas leyes.

Dos días después de que ocurrió el tiroteo, investigadores informaron que aún estaban encontrando armas en la escena. No tenga la menor duda de que lo paso pudo haber sido mucho peor.

Señoras y señores ya estamos en un territorio armado de eso no tenga la menor duda, lo que acaba de ocurrir en Waco lo confirma, lo malo es que nunca sabemos cuando y donde se va armar la bronca. Hasta la próxima.