Plácido Domingo asegura estar “totalmente restablecido” y listo para el 2016

Nueva York.- El tenor Plácido Domingo asegura estar “totalmente restablecido”, tras haber afrontado una reciente cirugía en Nueva York, listo para iniciar sus compromisos del 2016, y dejar atrás un año “muy difícil” con la muerte de su hermana y su quebranto de salud.

El cantante dirigió anoche la última función de Tosca, de Puccini, en la Metropolitan Opera, de cuyas primeras presentaciones estuvo ausente debido a una laparascopia que le realizaron para extirparle la vesícula. Ahora se dirige a España para la presentación de Macbeth, de Verdi, en el Palacio de las Artes de Valencia, del 5 al 20 de diciembre.

“Estoy listo para seguir” con la agenda de trabajo para el próximo año, que incluye un concierto en enero en Miami “que me hace mucha ilusión” -señaló- porque hace tiempo no presenta allí, además, regresará a Nueva York en abril para la representación de la ópera Simón Boccanegra, de Verdi.

También volverá a dirigir en el Metropolitan Opera, y continuará con la dirección de la Ópera de Los Ángeles, dijo el tenor en entrevista.

El cantante y conductor de 74 años fue ingresado en un hospital de la Gran Manzana el pasado mes, tras sentir un fuerte dolor cuando se hallaba en medio de un ensayo con vestuario de “Tosca”, donde estuvo una semana.

Dijo además estar agradecido con las muestras de cariño del público, que le enviaban mensajes a través de las redes sociales, mientras estuvo en el hospital.

“Te da una satisfacción tan grande, una felicidad saber que tienes tanta gente que se preocupa por ti”, afirmó el cantante, que pasará la Navidad en España y recibirá el 2016 en México junto a su familia, entre ellos los hijos de su hermana, quien murió el pasado junio al perder su batalla contra el cáncer.

“Ha sido un año muy duro, muy duro. Estoy esperando que se termine porque hemos tenido momentos muy difíciles sobre todo, lo de mi adorada hermana. Jamás pensé que se fuera antes que yo. Pero sabemos que desde un lugar privilegiado nos está cuidando. La sentimos muy cerca de nosotros”, señaló.

Como miles de personas, el tenor mostró su solidaridad con el pueblo francés y su preocupación por los atentados de París en los que murieron 130 personas.

“Me preocupa pero más que pensar en mí o mis hijos pienso en qué mundo van a vivir mis nietos. Hay un desquiciamiento mundial tremendo, una anarquía total. Defiendo la libertad de todos, la libertad de expresión. Hemos hecho un mundo de libertinaje y no sabemos dónde vamos a llegar”, argumentó.

Agregó que “se ha hecho una Comunidad Europea con las mejores intenciones y, ¿qué está pasando ahora? Económicamente está muy bien que todos los países de la comunidad estén unidos pero, ¿las fronteras?”

“La idea era muy buena, qué cómodos todos pasar sin fronteras pero ahora con todos estos problemas no sé qué es lo que van a hacer, pero, tenemos que vivir, y tampoco van a dictar nuestra vida, no la vamos a cambiar por estos actos que han sucedido”, indicó al expresar sus deseos de “que se razone y que podamos buscar soluciones”.

El artista finaliza además el año en medio de la promoción de un disco con sus temas preferidos de Navidad, “My Christmas” y entre los artistas invitados está su hijo Plácido, que ha seguido los pasos de su famoso padre, con quien tiene un dueto, así como con la banda El Recodo, entre otros.

Domingo, como todo padre, se muestra orgulloso por los logros de su hijo. “Me emociona mucho, estoy muy orgulloso. Tiene una voz muy bonita y algo que le llega a la gente”, argumentó.

El tenor, que estará acompañado en el concierto en Miami por su hijo, señaló además a Efe que desea que todos tengan “unas fiestas tranquilas, salud y prosperidad” y que el 2016 “sea mucho mejor, que por poco que sea, tendrá que ser mejor que el 2015″.