PORTADA: Las redadas han llegado con fuerza

Gustavo Rangel

La redadas de ICE son reales. Un comunicado del Secretario de Seguridad Nacional (DHS) confirma que agentes del gobierno están llevando a cabo redadas por todo el país. Cientos de personas ya han sido detenidas y muchas de ellas incluso hasta deportadas a sus países de origen.

Varios medios de países centroamericanos han publicado imágenes donde se pueden apreciar a adultos y menores bajándose de aviones que recientemente fueron deportadas.

La confusión y el temor en la comunidad inmigrante se han sentido en las diferentes redes sociales. Existe mucha inquietud, porque a pesar de que ICE asegura que solamente está enfocando sus esfuerzos en detener a adultos que fueron detenidos entrando al país con hijos después del 1 de mayo de 2014, y a los que tenían órdenes judiciales finales de deportación, sin posibilidad de apelación, existen otras versiones de que se están deteniendo a todo tipo de indocumentados.

La realidad es que las redadas se están ejecutando, y es muy probable que terminen con la deportación masiva de indocumentados. Además no se ha fijado un plazo para el final de las mismas. Ante esta maniobra activistas se han movilizado para condenar la acción del gobierno, en gran parte porque según ellos (activistas) se están deportando personas que cruzaron la frontera tratando de huir de la violencia en sus países. Se calcula que más de 100,000 familias llegaron ilegalmente a los Estados Unidos buscando refugio durante el año pasado. Son estas familias las que según el gobierno podrían ser detenidas donde sean encontradas y deportadas de manera inmediata.

 

Está son las supuestas prioridades del DHS:

Prioridad 1: Quienes sean considerados una amenaza a la seguridad nacional, de la frontera o pública (terroristas, personas involucradas en espionaje, criminales, pandilleros, entre otros).

Prioridad 2: Personas con historial extenso de violaciones de inmigración  y quienes hayan cruzado la frontera después del 1 de enero de 2014).

Prioridad 3: Personas con DUI, cargos por violencia doméstica, explotación sexual, robo y cualquier delito que tenga más de 90 días como penalidad de cárcel.

Prioridad 4: Inmigrantes con una orden final de deportación en o después del 1 de enero de 2014.

 

Los pasos a tomar para prepararse en caso de una redada.
1. Memorice el número de 2 personas de confianza que sepan que son sus contactos y que le puedan contestar el teléfono en cualquier momento.
2. Tenga un plan de emergencia para el cuidado de los niños o de personas que requieran atención especial.
3. Haz contacto con un grupo comunitario ahora. Mejor organizar antes que llega la migra que después.
4. Si ICE va a su casa, no abra la puerta, aunque le enseñen una foto de la persona a la que busca, los conozca o no.
5. ICE no puede entrar a su casa sin una orden (orden de cateo) firmada por un juez. No tiene que abrir su puerta ni dejarlos entrar.
– Si llevan orden, pídales que se la pasen por debajo de la puerta
– Si ICE lleva una orden firmada por un juez, revise que tenga su dirección o el nombre especifico de la persona a la que buscan.
6. Permanezca callada/o. Cualquier cosa que diga puede ser usada en su contra por ICE.
7. No de información ni firme ningún papel sin primero consultar con su abogada/o.
8. Documente la redada Tome fotos, pregunte nombres, el número de su identificación, cuente los agentes que estén presentes y escriba o documente lo que paso.
9. Puede pelear su caso Obtenga consejos o representación de un abogado de confianza y busque recursos con organizaciones comunitarias locales. Solo por qué tiene una deportación final no significa que no tenga opciones. Aunque es difícil, a veces hay oportunidad de poner presión a inmigración para que use su discreción, especialmente con el apoyo de organizaciones comunitarias con experiencia.
Para obtener una evaluación inicial sobre su caso visite: www.notonemoredeportation.com.