PORTADA: Una memoria que fortalece

El hermano del pugilista Miguel Flores falleció después de una pelea de boxeo, pero su memoria sigue viva en la furia de sus guantes

Gustavo Rangel

Cuando el boxeador houstoniano, Miguel ‘El Michoacano’ Flores se dio cuenta que su colega Prichard Colón había caído en una coma poco después de haber peleado el pasado 17 de octubre, Flores no pudo evitar recordar aquella noche del 2009 donde su hermano, Benjamín, perdió la vida horas después de haber disputado una pelea de campeonato.

El destino les jugó una cruel jugada

El hermano mayor de Flores logró llegar a pelear ese año (2009) por el campeonato de la NABF contra Al Seeger, era la oportunidad que había estado esperando para poder seguir adelante con su sueño de ser campeón mundial de boxeo.

Miguel compartía la felicidad de su hermano y ambos trabajaban duro en el gimnasio porque querían ser campeones del mundo, como los hermanos Ruelas o los hermanos Márquez.

Sin embargo, esa noche el destino les jugó una cruel jugada. Benjamín recibió un fuerte golpe en el primer asalto que a Miguel se le hizo fuera de lo común porque se notó que lastimó mucho a su hermano.

La pelea siguió y Seeger tomó la ventaja pero Benjamín con mucho corazón se metió a la pelea en el séptimo round y parecía que iba a regresar para ganar.

En el octavo episodio a Benjamín de repente se le notó desorientado y se tambaleó tratando de regresar a la esquina. Seeger aprovechó el momento y conectó a Benjamín tres veces antes de que el referí parara el combate. Pero el daño ya estaba hecho. Benjamín se desmayó y fue llevado de emergencia a un hospital de Dallas.

En la ambulancia viajaba Miguel orando para que su hermano se recuperara. Pero no fue así: Benjamín murió cinco días después de un derrame cerebral. Sus padres tuvieron que tomar la dura decisión de desconectarlo de los aparatos que lo mantenían respirando.

“El corazón de Benjamín seguía latiendo pero los doctores nos dijeron que eso era nada más porque estaba muy fuerte por ser atleta”, recordó Miguel.

Su promesa a Benjamín

Esa noche Miguel le prometió a su hermano que seguiría adelante con el sueño que compartían y que cuidaría al hijo de 10 meses que dejaba Benjamín.

“Le prometí a mi hermano que no me iba a rajar, que iba seguir adelante, lo hice esa misma noche. Mucha gente pensaría que yo me iba a alejar del boxeo por lo que pasó, pero no, nuestro sueño es más grande que el miedo y voy a hacer todo lo posible para cumplirlo”, dijo Flores en una entrevista con La Prensa de Houston.

“Ver lo que le paso a Prichard Colón te desanima un poco porque sabes lo que está pasando su familia. Nosotros lo vivimos en carne propia. Pero a la vez yo le hice una promesa a mi hermano de que iba seguir con sus sueños, y espero que Benjamín me esté mirando desde el cielo y que este orgulloso de mí”, agregó ‘El Michoacano’.

Flores peleara por cuarta vez en lo que va del 2015, una actividad importante que lo tiene en camino a la disputa por un campeonato mundial el próximo año.

“Hay veces que me siento cansado pero pienso en mi hermano y me levanto porque tengo un meta que cumplir por él (Benjamín)”, explicó el pugilista.

Miguel debutó como profesional a los 17 años, 101 días después de la muerte de su hermano, y ha logrado llegar a 17 victorias sin conocer la derrota dentro de la categoría de los plumas.

 

Va por buen camino

“Tenemos la presión de que nuestra próxima pelea va ser televisada, pero nos mantenemos tranquilos y confiamos en que todo va salir bien porque hemos estado trabajando duro en el gimnasio”, comentó Flores, que estará peleando el próximo 10 de noviembre en Austin, Texas en lo que será su ultimo combate de 8 rounds.

“El próximo año ya vamos a grandes ligas, a los diez rounds, y así estaremos buscando estar calificados para buscar una oportunidad por algún campeonato”.

Flores viene de una contundente victoria sobre Carlos Padilla. ‘El Michoacano’ noqueó a Padilla en el cuarto asalto y a la vez mandó un mensaje al mundo del boxeo que esta listo para enfrentar a boxeadores de nivel, Padilla tenía un récord de 15 triunfos y solamente dos derrotas.

‘El Michoacano’ ya se ha establecido como uno de los prospectos más prometedores de Houston y perfila como parte de la nueva generación de pugilistas houstonianos que podrían traer títulos a la Ciudad Espacial en un cercano futuro.

En el Día de los Muertos lo recuerda

El mes de noviembre en el hogar de Flores siempre es muy especial por el Día de Los Muertos, ya que la memoria de Benjamín es cuidada como un tesoro.

Este año debido a la pelea que Flores tiene su pelea en Austin no podrá hacer el viaje con su padre para ir a México y estar al lado de la tumba de su hermano como es costumbre.

“Mi padre si va viajar a México como cada año para estar con mi hermano en su tumba, es una tradición que tenemos, pero a mi hermano yo lo pienso siempre y en cada momento, su memoria es algo muy valioso para mí porque sin él yo no sería la persona que soy”, dijo Flores.

En el altar de Benjamín nunca puede faltar algo muy especial.

“A Benjamín le encantaba la comida de mi mamá, especialmente el mole.  En el Día de Muertos también aprovechamos para enseñarle al hijo de Benjamín las cosas que le gustaban a su padre para que el también aprecie su memoria y lo recuerde siempre”, concluyó Flores.