Raperos houstonianos acusados de crimen organizado

El famoso rapero de Houston, Paul Wall y otros se encuentran acusados de haber estado trabajando juntos para beneficiarse económicamente de “fiestas mariguanas” donde supuestamente vendían la sustancia Tetrahidrocannabinol, extracto de la mariguana, en grandes cantidades.

 

Gustavo Rangel

Paul Wall y Baby Bash, arrestados y acusados de posesión e intento de venta de marihuana en una fiesta, comparecieron ante un juez de Houston.

El famoso rapero de Houston, Paul Wall y otros se encuentran acusados de haber estado trabajando juntos para beneficiarse económicamente de “fiestas mariguanas” donde supuestamente vendían la sustancia Tetrahidrocannabinol, extracto de la mariguana, en grandes cantidades.

El rapero Wall, que tiene como nombre legal Paul Michael Slayton, se presentó en corte el martes donde enfrentaba cargo de crimen organizado.

Según documentos de la corte Wall y otros tres hombres vendían THC en las fiestas que organizaban. El rapero admitió ante el juez que probablemente se encontraría en su sistema las sustancias de mariguana, aceite de mariguana y medicamentos como Soma y Ativa, que tienen efecto similares a Xanax.

Wall fue arrestado la semana pasada junto con otras 9 personas en una sesión de fumar en una tienda del área de Heights.

El rapero recibió sus advertencias legales por parte de la juez Denise Bradley, entres sus condiciones de fianza Wall está obligado a no consumir drogas o alcohol. Los cargos principales para el músico y los otros tres sospechosos son serios ya que se les acusa de crimen organizado con la felonía de intento de distribuir entre 4 y 400 gramos de una sustancia prohibida.

La abogada de Wall negó que su cliente estaba involucrado en el caso.

“Todo lo que piensan las autoridades que creen que saben no tiene sustancia”, dijo Jolanda Jones, representante legal de Wall.

Según Jones su cliente tiene dolor en su espalda y que probablemente tiene algunos medicamentos recetados.Wall no quiso dar comentario alguno después de la audiencia en la corte del condado.  Solamente se limitó a saludar a las cámaras.

La policía dijo que el arresto de Wall y los otros acusados se debió en parte a que investigadores ya llevaban varios meses monitoreando las cuentas de Wall en redes sociales como Facebook e Instagram donde notaron actividades que podrían ser ilegales.

Al profundizar las investigaciones, agentes encubiertos lograron acceder a estas “fiestas mariguanas” donde adquirieron evidencia de las actividades ilegales que estaban protagonizando en dichas reuniones.

La noche del arresto de Wall la policía encontró una lista de drogas incluyendo THC, mariguana y OxyContin, una sustancia que sirve para aliviar el dolor.

Entre los arrestados se encontraba otro rapero local mejor conocido como Baby Bash, Ronald Ray Bryant, que después de la audiencia no quiso dar comentarios.

Después del arresto Baby Bash publicó en su cuenta de Instagram que había sido agarrado con un poco de mariguana pero que no era nada serio.

Ambos raperos se encuentran libres luego de haber pagado una fianza de $20,000.