Rosa Robles es la indocumentada con más tiempo refugiada en iglesia santuario

Tucson.- Con más de un año en una iglesia en Tucson (Arizona), la indocumentada mexicana Rosa Robles es la inmigrante que más tiempo ha pasado refugiada en un santuario del país para evitar la deportación.

“No tenemos conocimiento de otro caso donde un inmigrante haya durado tanto tiempo en una santuario”, dijo Margo Cowan, abogada que lleva el caso de Robles, quien tiene un año y dos meses refugiada en la iglesia Presbiteriana del Sur de Tucson.

Cowan dijo admirar la fuerza espiritual y la entereza con la que Robles se ha mantenido firme con el apoyo de su familia y de la comunidad.

La abogada dijo que la inmigrante mexicana es una “víctima” del caos político que se vive en Washington sobre el tema migratorio.

En los últimos años, la única persona que se refugió por un año en una iglesia, en Chicago, fue la también inmigrante mexicana Elvira Arellano, quien fue deportada en agosto de 2007.

“No sabemos cuánto tiempo puede durar el caso de Rosa, pero continuaremos luchando y presionando”, aseguró la abogada.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ha asegurado que Robles puede dejar la iglesia, pero sin embargo no le otorgan algún permiso de estancia temporal como ha ocurrido en otros casos de inmigrantes que han estado refugiados en un santuario en Arizona.

Robles teme por eso ser detenida y deportada en cualquier momento.

“El día que pueda salir de santuario me gustaría ir personalmente a recoger a mis hijos de la escuela y decirles que nos podemos ir juntos a casa”, dijo a Efe Robles.

La indocumentada se refugió en el santuario el 7 de agosto de 2014 como un último recurso para evitar su deportación.

La madre de dos hijos fue detenida por la policía en 2010 por no tener licencia de conducir y fue entregada a inmigración, lo que dio paso a un proceso migratorio en su contra.