Soñadores denuncian pérdida empleos por demora en renovación de sus permisos

Los Ángeles.- Jóvenes indocumentados beneficiarios del programa gubernamental de la Acción Diferida (DACA) denuncian la pérdida de sus empleos debido a demoras en la renovación de sus permisos de trabajo por parte de la administración.

“Esto está afectando a miles de jóvenes indocumentados aunque no sé el número exacto, pero si sé que son miles”, declaró Justino Mora, un soñador y cofundador de Undocumedia.

No obstante, a pesar de los reclamos, las autoridades de inmigración aseguran que aunque hubo un estancamiento en los procesos, los atrasos administrativos ya han sido resueltos.

Mora aseguró que en Undocumedia, “que es una de las plataformas más grandes de inmigración, gran parte de nuestra audiencia son personas jóvenes que tienen DACA y muchos de ellos nos están preguntando por qué su proceso se ha retrasado”.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), que ha asesorado a muchos jóvenes indocumentados en sus solicitudes de DACA, también ha visto la demora de los procesos de renovación.

“A nosotros nos preocupan los retrasos porque no hay ninguna necesidad de que se estén dando”, declaró hoy a Efe Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de CHIRLA.

“Los jóvenes están pagando su solicitud completa, los 465 dólares que se requieren y el Departamento de Inmigración tuvo que prever este número de renovaciones pues ya tiene las fechas en sus archivos”, reclamó el activista.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) reconoció que efectivamente los procesos de renovación de DACA tuvieron retrasos.

En una declaración enviada, USCIS atribuyó las demoras a problemas técnicos durante la actualización de sus sistemas.

“Durante actualizaciones en nuestros sistemas, USCIS experimentó dificultades técnicas que no permitieron que las renovaciones de DACA avanzaran”, explicó la entidad.

Sin embargo, aseguró que los problema ya fueron resueltos y los trámites regresaron a la normalidad.

“Reiniciamos los procesos de renovación y resolvimos el problema. USCIS no ha emitido ninguna extensión temporal”, agregó.

Carmen Cornejo, gerente de programas del Fondo Frontera Lacey and Larkin de Phoenix, señaló que “el nivel de estrés en la comunidad de jóvenes inmigrantes es alto porque no pueden sostenerse a ellos mismos y o a sus familias si pierden su empleo o tienen que solicitar una licencia no remunerada”.

La meta actual de USCIS es que los procesos de renovación de DACA no demoren más de 120 días.

La entidad recomendó a los jóvenes solicitantes de renovación que contacten directamente al USCIS si después de tres meses y medio no han recibido respuesta de su solicitud.

“Si su solicitud de renovación ha estado pendiente más de 105 días y usted no ha oído de nosotros por favor no dude en contactarnos”, señaló la entidad al ofrecer información a través del Centro de Contacto del Consumidor o directamente a través de la cuenta del beneficiario en internet.

Mora, que todavía no ha recibido la renovación de su solicitud y tiene su permiso de trabajo vencido, anunció que mañana tendrá una reunión con abogados de CHIRLA.

En la reunión, el joven soñador buscará información para “ver qué se puede hacer en mi caso pero también para saber que recomienda CHIRLA que hagamos”.

Cabrera aconsejó a los jóvenes que están en proceso de renovación de su DACA enviar su solicitud “cinco meses antes -o sea 150 días- antes de que caduque su aplicación”, y no tres meses antes como se venía haciendo.

A su vez, Mora destacó que es importante tener en cuenta que al llamar a USCIS para averiguar sobre una renovación de DACA se puede buscar una ayuda para agilizar el proceso.

“Nos hemos dado cuenta que tienen varios niveles de representantes: el nivel 1 solamente da información básica pero los del nivel 2 pueden hacer más cosas, como darte más información o acelerar el proceso de la aplicación”, aseguró Mora.

El Centro Nacional de Leyes de Migración (NILC) sugirió que, debido a las demoras en los procesos de renovación, “usted puede incluso considerar someter su solicitud de renovación 180 días (seis meses) antes de que expire su actual DACA”.

CHIRLA recomendó a los jóvenes que presentan la renovación por su cuenta sin ayuda externa, asegurarse de que toda la documentación esté completa y no dejar nada en riesgo de que se la vayan a rechazar.

Y si la persona tiene alguna duda de que se la puedan rechazar, “porque dejó de asistir a la escuela o tuvo un incidente con las autoridades” por ejemplo, que consulte a un abogado antes de someter su solicitud.

“Apelamos al Servicio de Ciudadanía e Inmigración para que agilicen estos procesos tan pronto sea posible, porque el bienestar de estos jóvenes y de sus familias está en la balanza”, urgió Cabrera.