Texas corta los fondos a Planned Parenthood.

Austin.- Texas anunció que cortará los fondos de Medicaid a las clínicas de Planned Parenthood tras el escándalo surgido con la publicación de unos videos en los que miembros de esta organización hablan sobre la venta de tejidos de los fetos abortados.

“Se cancela por completo la financiación pública de Planned Parenthood y otros proveedores de aborto, tanto a nivel estatal como local”, anunció la Gobernación de Texas en un comunicado.

La Gobernación envió una carta a todas las afiliadas a Planned Parenthood del estado sureño en la que justifica la decisión: “estos centros ya no son capaces de proveer servicios médicos de un modo profesional, competente, seguro, legal ni ético”.

Además, el gobernador texano, Greg Abbott, agregó que “la espantosa extracción de partes del bebé por parte de Planned Parenthood no se permitirá en Texas y esa práctica salvaje debe llegar a su fin”.

Planned Parenthood, la mayor organización de planificación familiar en Estados Unidos, está desde julio en el centro de una polémica a raíz de la publicación de cuatro vídeos grabados con cámara oculta y editados por un grupo antiabortista.

En ellos, miembros de esta organización sin ánimo de lucro hablan sobre la venta a investigadores médicos del tejido de los fetos abortados en sus clínicas.

Esos vídeos motivaron una campaña liderada por el Partido Republicano para suprimir los fondos federales que recibe Planned Parenthood.

Planned Parenthood, por su parte, ha defendido enérgicamente que solo cobra por el tejido fetal lo suficiente para cubrir los costes que le supone preservarlo y transportarlo hasta los investigadores, algo que sí permite la ley federal.