Trump alerta de que todos los indocumentados estarán expuestos a deportación

Phoenix.- El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, alertó de que todas las personas que hayan “ingresado ilegalmente” en Estados Unidos “estarán expuestos a ser deportados” si él gana las elecciones presidenciales de noviembre.

Trump hizo esta advertencia al exponer su nuevo y esperado programa migratorio, del que muchos esperaban síntomas de moderación pero en el que mantuvo muchas de sus antiguas propuestas, como la de construir un muro en la frontera con México.

El magnate neoyorquino aseguró durante un acto en Phoenix que si gobierna “no habrá amnistía”, y afirmó que nadie podrá legalizar su situación si “ha entrado ilegalmente al país”.

En ese sentido, dijo que “el único camino” de los 11 millones de indocumentados que se calcula que residen en el país de legalizar su situación es salir de Estados Unidos y seguir el proceso establecido.

De este modo, Trump mantuvo las propuestas con las que logró ganar las primarias republicanas y se alejó de la moderación que había mostrado las últimas semanas, cuando insinuó que algunos indocumentados podrían quedarse en el país.

Trump prometió que, de llegar a la Casa Blanca el próximo 20 de enero, deportará de inmediato a “por lo menos” dos millones de indocumentados a los que él llamó “delincuentes”, en referencia a aquellos con antecedentes penales.

El controvertido magnate inmobiliario también prometió que triplicará el número de agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) con objeto de crear una “fuerza de tarea de deportación” para “identificar y expulsar rápidamente” a esos dos millones de personas.

También se comprometió a contratar 5.000 nuevos agentes para la Patrulla Fronteriza en su plan para blindar los más de 2.000 kilómetros de frontera entre Estados Unidos y México.

El magnate insistió en que todos los que “han entrado ilegalmente en el país están expuestos a deportación”, aunque dijo que la prioridad serán los delincuentes y miembros de pandillas.

Trump también aseguró que ninguna persona detenida por ingresar ilegalmente en EEUU será dejada en libertad, como pasa ahora en algunos casos, sino que todas serán deportadas y “a mucha distancia” de la frontera.

Más allá de las deportaciones, Trump prometió la construcción del muro en la frontera sur tan solo horas después de haberse reunido con el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

“Construiremos un muro a lo largo de la frontera y México pagará por el muro, el 100 %, ellos aún no lo saben pero pagarán”, dijo Trump, quien en su encuentro con Peña Nieto recibió la negativa del mandatario latinoamericano a pagar la factura.