Un Dynamo diverso y renovado

Gustavo Rangel

Si hay una palabra que puede describir al actual Dynamo de Houston tendría que ser, diversidad.

El plantel nunca antes había tenido a tantos jugadores de diferentes nacionalidades. La diversidad en la escuadra naranja es excepcional y en realidad refleja la ciudad en la que juega.

Su entrenador Owen Colyle espera que esta “ensalada” de nacionalidades termine siendo la fórmula que una vez más regrese al club a los tiempos de gloria.

Hondureños, británicos, argentinos, brasileños, españoles, colombianos, africanos, mexicanos y americanos forman parte de este nuevo equipo, que arranca la temporada este próximo domingo ante el New England Revolution en el BBVA Compass Stadium (1:45pm).

La cantidad de cambios que se han dado en el club es una maniobra contundente por parte de la directiva que tiene la intención de lograr resultados inmediatos.

Con las contrataciones de Cristian Maidana y las renovaciones de los contratos de los delanteros Giles Barnes y Will Bruin, queda claro que esta temporada no es una de reconstrucción.

“El club esta completamente enfocado en seguir adelante”, dijo Chris Canetti, presidente del Dynamo. “Tenemos un grupo muy diverso y talentoso que afortunadamente ha logrado unirse como una familia y eso nos tiene esperanzados en que esa unión se va reflejar en el terreno de juego”, agregó el directivo.

Se espera que el equipo de Coyle demuestre esta campaña un futbol más suelto y creativo.

En el mediocampo contará con un Maidana que puede generar jugadas de gol y con un Boniek García que siempre es peligroso cuando llega por las bandas.

En la delantera Bruin, Barnes y el mexicano Erik “Cubo” Torres tienen el compromiso de mejorar su rendimiento esta campaña, y quizás con la llegada de Maidana lo puedan conseguir ya que estarían beneficiándose de las habilidades del argentino.

“Afortunadamente me he acoplado muy bien con todos mis compañeros y con lo que quiere el entrenador de mí”, dijo Maidana.

“Este equipo tiene una gran tradición ganadora y todos estamos trabajando muy duro para dar buenos resultados. Creo que vamos por buen camino”, explicó el argentino.

Varios jugadores admitieron que se batalló la temporada pasada para poder implementar el estilo de juego de Coyle, pero aseguran que para esta campaña las cosas serán más fáciles y que confían en poder jugar este torneo con la teoría de juego del estratega. No cabe duda que en el Dynamo comienza una nueva era, leyendas como Brad Davis ya no se encuentran con el equipo y hasta el color del uniforme ha cambiado este año. Es un Dynamo renovado y la afición espera que todas las modificaciones resulten en un regreso a la post temporada y en campeonatos.