Un libro que ofende a hispanos podría llegar a las escuelas

En algunos textos el libro describe a mexicanos como “flojos” y omite ciertas contribuciones de México-Americanos en Texas.

Gustavo Rangel

El libro en su portada despliega el título, “Mexican-American Heritage” (Herencia México-Americana), pero su contenido “es ofensivo a latinos y no representa la cultura y herencia de los hispanos en este estado”.

El libro mencionado se encuentra en el centro de una gran controversia, ya que podría acabar en los salones de las escuelas públicas si es aprobado por el Comité Educativo de Texas este próximo noviembre.

Por años educadores y activistas han estado luchando para que el estado incluyera libros en las escuelas que demostraran las contribuciones de latinos en Texas a lo largo de su historia. Pero ahora que finalmente se consiguió el objetivo, se encuentran con un material que describe a mexicanos como personas “flojas”, y que cuenta con varios errores graves.

“Este libro no debe estar enfrente de estudiantes, porque no representa la cultura y herencia de los latinos en este estado”, dijo la senadora de Houston, Sylvia García.

Un grupo de 100 personas de Houston viajo el martes al Capitolio en Austin para manifestar su inconformidad con el libro.

El activista y educador, Tony Díaz, ha estado al frente de este tema desde los momentos que se comenzó a luchar para que se aceptara incluir libros con historias de las contribuciones de latinos en Texas, y esta elección no lo tiene para nada contento.

Díaz y otros oponentes al libro, no solamente están preocupados por el contenido “racista”, sino también por la historia que fue excluida. Según Díaz se olvidaron de los éxitos de soldados México-Americanos, por ejemplo.

“Es uno de los textos más racistas que ha sido considerado para publicación en las escuelas de Texas”, comentó Díaz, director también de la organización Librotraficante.

“Este libro le enseñara a una generación a discriminar. Yo no quiero que se le enseñe a un joven que México-Americanos son violentos, que mexicanos son flojos, o que nada importante ha llegado a los Estados Unidos del sur de la frontera”, agregó el activista.

Alrededor de 20 grupos manifestaron su enojo ante la mesa educativa de Texas, describiendo el libro como ofensivo y lleno de estereotipos. Sin embargo la CEO (jefa ejecutiva) de la empresa que presentó el libro, Cynthia Dunbar, alega que las acusaciones son exageradas y que los activistas están sacando el contenido del libro fuera de contexto.

“El libro al contrario resalta la áreas donde México-Americanos tuvieron que lidiar y sobrellevar momentos muy complicados. Una de esas dificultades precisamente fue encarar el racismo donde negocios no querían emplear a México-Americanos, preferían darle trabajo a los europeos”, explicó Dunbar.

La jefa ejecutiva también declaró que los autores no dejaron intencionalmente información por fuera, sino que era imposible incluir toda la historia en un libro.

“Si al señor Díaz le preocupaba tanto el contenido, debió haberse conectado con todos los escolares que contribuyeron en el libro para incluir un libro con el contenido que él (Díaz) considera necesita ser incluido”, comentó Dunbar.

Se explicó que la Agencia Educativa de Texas primero toma en cuenta los libros para asegurarse que cumplen con los requisitos del currículo.

“Todos los libros deben de cubrir el 50 por ciento de los requisitos y en el caso de “Mexican-American Heritage” cubre el 100 por ciento, así que el próximo paso sería que el libro llegue frente al Comité Educativo para que sea revisado.

Si el Comité encuentra errores, entonces la compañía publicista tendrá la oportunidad de corregir los errores antes de que se haga el voto final en noviembre.

El Distrito Escolar Independiente de Houston (HISD) es uno de los ocho distritos que ofrece estudios México Americanos como un curso electivo en cinco de sus preparatorias. Una portavoz de HISD dijo que el distrito houstoniano no tiene planes en adaptar el libro controvertido.