Venezuela se prepara para unas elecciones intensas

Miami – Representantes del exilio venezolano en Miami señalaron que el asesinato del opositor Luis Manuel Díaz es una “intimidación” del Gobierno de Nicolás Maduro a los votantes de la oposición a unos días de las elecciones legislativas.

“El asesinato a sangre fría de Díaz es una alerta, amenaza e intimidación para que la gente se quede en casa porque los oficialistas saben que están perdidos” en los comicios del próximo domingo (29 de noviembre), aseguró Carmen Giménez, presidenta de USA Refugees & Immigrants.

Varias organizaciones del exilio en Miami (Florida) condenaron el asesinato de Díaz, ocurrido el miércoles pasado durante un mitin electoral en el que también se encontraba Lilian Tintori, esposa del líder opositor Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión.

El oficialismo ha culpado de la muerte de Díaz, secretario del partido Acción Democrática, al “hampa común”, mientras que la oposición señala a personas con vínculos con el Gobierno.

“El vil asesinato de este dirigente político es el resultado del lenguaje virulento, agresivo e irresponsable de Maduro”, aseguró José Antonio Colina, presidente de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex).

Colina expresó que “el régimen va a intensificar las agresiones en contra de dirigentes de la oposición para crear una base para suspender el proceso electoral, y si no logra esto, para tratar de intimidar a la población venezolana para que no salga a votar masivamente”.

El dirigente manifestó que Maduro ha hecho declaraciones muy “irresponsables” y ha amenazado con “sacar a los militares a la calle si ‘de pronto se vuelve loco'”.

“Maduro será el responsable directo si hay un baño de sangre en Venezuela y del enfrentamiento entre venezolanos”, expresó Colina, quien teme una arremetida oficial en los días previos a las legislativas.

Colina señaló que la última semana han ocurrido por lo menos 17 agresiones contra opositores, “todas con balas”, y señaló que Maduro busca con ello “sembrar temor en la sociedad venezolana para que no salga a votar”.