Viajaban ilusionados con la gloria (Actualizada)

Iban en busca de la gloria pero el destino les hizo una mala jugada. Con el hambre de triunfo en sus seres los futbolistas del equipo brasileño Chapecoense partieron rumbo a Medellín, Colombia convencidos de que le darían a su pequeño club el logro más importante en la historia de la institución.

Sus fotos y videos antes de partir y durante el vuelo demostraban la felicidad y confianza que corría por las venas de estos futbolistas. Para muchos de ellos este viaje significaba el momento más importante de sus jóvenes carreras, quizás el escenario que podría catapultarlos al estrellato.

Las ilusiones de todos los jugadores eran evidentes en sus miradas y sus sueños andaban por los cielos tal como el avión en el que viajaban. Lamentablemente en un abrir y cerrar de ojos esas aspiraciones se desplumaron.

El comandante de la Policía del Departamento de Antioquia, coronel José Gerardo Acevedo, confirmó la cifra y explicó que se logró rescatar a 6 supervivientes, pero uno falleció poco después.
“Inicialmente fueron rescatadas 6 personas con vida” de los restos del aparato, un Avro Regional Jet 85 fletado a la compañía boliviana Lamia que cayó a tierra por causas que aún se desconocen, pero posteriormente una de ellas falleció cuando recibía atención médica y “ya no se encontraron más personas con signos vitales”.
La confusión inicial
La cifra de 76 víctimas mortales y 5 supervivientes fue confirmada poco después por el director de la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez.
Los supervivientes rescatados, con lesiones de distinta gravedad, son los futbolistas brasileños Jackson Follman, Alan Ruschel y Marcos Danilo Padilha; la azafata boliviana Ximena Suárez y el periodista brasileño Rafael Henzel, que fueron trasladados a hospitales y clínicas de la región.

La información después se actualizo de la siguiente manera: El director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Carlos Iván Márquez Pérez, informó la tarde del martes que en el vuelo siniestrado de la aerolínea boliviana Lamia y en el que viajaba el equipo Chapecoense no era ocupado por 81 personas como trascendió inicialmente sino por 77.

Según el funcionario, esta información se logró corroborar cotejando los listados de embarque de los pasajeros en Brasil, en Bolivia y en Colombia dando como resultado que solamente abordaron el vuelo 68 pasajeros de origen brasilero y 9 tripulantes de origen boliviano.

Las cuatro personas que no iban en la aeronave corresponden a: Luciano Buligon, alcalde de Chapecó, la ciudad sede del equipo Chepecoense; Plinio Nes Filho, dirigente del Chapecoense; Gelson Merisio, diputado de Santa Catarina e Iván Carlos Agnoletto, periodista.

Las operaciones de Búsqueda y Rescate dejan hasta el momento 69 víctimas recuperadas, 2 avistadas en proceso de recuperación y 6 sobrevivientes atendidos en centros asistenciales, para un total de 77 personas. Lo que significaría que con estas cifras los organismos de socorro estarían terminando la fase de recuperación.

Los sobrevivientes

Ruschel, lateral izquierdo de 27 años, fue el primer rescatado de la zona montañosa del Cerro Gordo, del municipio de La Unión y en el departamento de Antioquia (noroeste), donde cayó el aparato.

El futbolista llegó conmocionado al Hospital San Juan de Dios, de la vecina localidad de La Ceja, pese a lo cual preguntaba insistentemente por su familia y pedía que le guardaran su anillo de matrimonio, según constató un equipo de Efe en el lugar.

El aparato transportaba a la delegación del Chapecoense que se dirigía a Medellín para jugare mañana el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana con el Atlético Nacional.

Según la Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil), además de los 22 jugadores del Chapecoense, en el avión viajaban 28 dirigentes, miembros del cuerpo técnico e invitados especiales del club brasileño, así como 22 periodistas y 9 tripulantes, que según la aerolínea eran todos de nacionalidad boliviana.

“El periodista Rafael Henze está en unas condiciones estables, tiene una afección a nivel torácico y de costillas, pero se puede decir que está estable”, afirmó Fernando Gil, del cuerpo de bomberos de Itagüí, municipio del área metropolitana de Medellín, que ayudan en las tareas de rescate.

¿Falta de combustible?

La administración del Aeropuerto Internacional José María Córdova de Medellín, explicó en un comunicado que el avión “se declaró en emergencia” a las 22.00 hora local (03.00 GMT del martes) “por fallas eléctricas, según lo informado a la torre de control de la Aeronáutica Civil”. Algunas versiones periodísticas indican que al parecer la falta de combustible pudo haber sido la causa del accidente.
El siniestro conmocionó al mundo, en especial al deportivo, y fue lamentado por autoridades, clubes y futbolistas.

“En esta hora triste en que la tragedia se abate sobre decenas de familias brasileñas expreso mi solidaridad”, dijo en una nota oficial el presidente de ese país, Michel Temer.

El mandatario añadió que el Gobierno brasileño ha puesto “todos los medios” de que dispone para “dar toda la asistencia posible” y que hará lo que esté a su alcance para “aliviar el dolor de los amigos y familiares del deporte y del periodismo nacional”.

La Confederación Brasileña de Fútbol manifestó su consternación por el accidente al igual que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que anunció la suspensión de todas sus actividades.

El club portugués Benfica envió un mensaje de condolencias a las familias e integrantes del equipo técnico del Chapacoense y su presidente, Luís Filipe Vieira, indicó en una declaración que se encuentra “profundamente impactado” por la tragedia.
“Conmocionados por el accidente del avión en el que viajaba el Chapecoense y nuestro exjugador Cléber Santana”, publicó por su parte el club Atlético de Madrid en sus redes sociales, al tiempo que transmitió sus “condolencias a los familiares de los fallecidos en el accidente de avión”. Por su parte, los jugadores del FC Barcelona guardaron un minuto de silencio por las víctimas de la tragedia antes del inicio del entrenamiento del martes, en la víspera del estreno del equipo de Luis Enrique en la Copa del Rey ante el Hércules de Alicante.

Pie de foto #1: El accidente que sufrió cerca de Medellín (Colombia) el avión boliviano con 81 personas a bordo, donde viajaba la plantilla del equipo de fútbol brasileño Chapecoense, enlutó al mundo luego de que se diera a conocer que se había estrellado solamente cinco minutos antes de aterrizar, la tragedia dejó 76 muertos y 5 supervivientes (hasta el cierre de esta edición).

Pie de foto #2:  Iban en busca de la gloria pero el destino les hizo una mala jugada. Con el hambre de triunfo en sus seres los futbolistas del equipo brasileño Chapecoense partieron rumbo a Medellín, Colombia convencidos de que le darían a su pequeño club el logro más importante en la historia de la institución.