27 Jan 2021

MIGRANTE HONDUREÑO CUESTIONA A GOBIERNO MEXICANO ANTE REDADAS PARA DETENER A MIL 900

April 25, 2019

México.– La frase cuestionadora resuena demasiado, luego de que un gobierno emanado de la tradición social, ahora se empeña en detener a los migrantes centroamericanos. Fue pronunciada por el hondureño Kevin Escobar, quien a sus 27 años lucha por buscar el sueño americano. “¿Por qué me quieres detener?”

Ese cuestionamiento fue dirigido al gobierno en general, más allá, debido a que argumentó que no quería volver a su natal San Pedro Sula, donde priva la violencia generada por las pandillas.

En su caso, junto a otros 500 migrantes, pudo quedar momentáneamente a salvo, ya que lograron ingresar a una propiedad privada, donde los agentes del Instituto Nacional de Migración y de la Policía Federal realizaron una redada, donde se estima que fueron detenidos cerca de 400 migrantes en el estado sureño de Chiapas el pasado lunes 22 de abril.

Ese mismo cuestionamiento se han de estar haciendo también los otros 200 centroamericanos que fueron detenidos el viernes 19 de abril también en Chipas y que se incluyeron en los mil 500 migrantes detenidos.

Ese día, las mismas instancias desplegaron un operativo o redada para detener a cientos de migrantes centroamericanos, cubanos y de otros países, en el municipio de Mapastepec, quienes pretendían seguir su caminata hacia el centro del país.

Entre llantos de las mujeres y los niños, los migrantes centroamericanos fueron perseguidos por la carretera y las calles de Mapastepec, para después ser subidos por la fuerza a las camionetas del INM y las patrullas de la Policía Federal, y luego trasladados hacia Tapachula.

Los migrantes fueron llevados a un albergue improvisado como tal desde hace seis meses en la Feria Mesoamericana de Tapachula, donde juntaron a otros cientos de migrantes, en total, más de mil 500 que esperan ahora ser deportados hacia sus países de origen.

Ante los señalamientos de activistas sobre el cambio de la política migratoria mexicana ante las amenazas de Donald Trump de cerrar la frontera por las caravanas migrantes, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que todo se debía a la estrategia de seguridad, tanto del país como de los mismos migrantes.

“No queremos que tengan libre paso y no solo por cuestiones legales, sino por cuestiones de seguridad, nosotros en el norte, desgraciadamente, hemos tenido asesinatos de migrantes y no queremos eso”, expresó al señalar que la violencia mayor se vive en estados norteños, por lo que su gobierno prefiere atender a los migrantes de Centroamérica en el sur.

Tras aseverar que no hay contradicción en su política en materia de migración ya que se actúa con respeto a los derechos humanos de los migrantes, López Obrador descartó que haya presión de Estados Unidos en este asunto, y urgió a que se apoye con financiamiento internacional el desarrollo de los países centroamericanos.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News