19 Jan 2021

La DEA asesta duro golpe a Cartel Mexicano, incauta 685 kilogramos de cocaína

December 17, 2020

California.- En lo que se considera uno de los aseguramientos más cuantiosos del sur de California, agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA) en San Diego, incautaron 3.5 millones de dólares en efectivo, 685 kilogramos de cocaína, 24 kilogramos de fentanilo, aproximadamente 20 mil rondas de municiones de calibre .50 y cientos de chalecos antibalas, presuntamente pertenecientes al cártel de Sinaloa.

Las municiones calibre .50 son las que usan los fusiles Barrett, en manos de diversas agrupaciones criminales en México, que tienen la capacidad de traspasar unidades blindadas y derribar aeronaves.

De acuerdo con información oficial, en el operativo fueron aprehendidos tres ciudadanos mexicanos -Jesús Burgos Arias, residente de Chula Vista, y Juan Alatorre Venegas y José Yee Pérez, habitantes en Tijuana-, vinculados a empresas de transporte transfronterizo.

Los tres se encontraban en posesión de las drogas, dinero en efectivo y municiones almacenadas en un patio de camiones en Otay Mesa, informó la Oficina del Fiscal de Estados Unidos.

Según las autoridades federales, el decomiso es el mayor de su clase en el Distrito Sur de California y producto de una amplia investigación sobre las actividades del cártel de Sinaloa que comenzó en el condado de San Diego, hace casi una década, y ha dado lugar a cargos en contra de más de 125 personas, muchos de ellos líderes del círculo íntimo de la organización criminal.

“Nos alienta que pudimos separarlos de sus peligrosas municiones calibre .50 y de más de 3 millones de dólares en ganancias de drogas que han obtenido vendiendo muerte, aquí, en nuestra comunidad y en todo Estados Unidos”, explicó el agente especial de la DEA a cargo de la operación, John Callery.

Por su parte, el agente especial a cargo de la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés), Cardell Morant, sostuvo que la incautación a la organización liderada por Ismael ‘El Mayo’ Zambada, Rafael Caro Quintero y los hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, es significativa no sólo por su tamaño, “sino porque demuestra la correlación directa entre narcóticos, dinero ilícito y armas, que genera violencia en nuestras comunidades y destruye vidas”.

“Esta incautación es significativa no solo por su tamaño, sino porque demuestra la correlación directa entre los narcóticos, el dinero ilícito y las armas que impulsa la violencia en nuestras comunidades y destruye vidas”, dijo Cardell T. Morant, agente especial a cargo de las investigaciones de Seguridad Nacional. La agencia trabajó conjuntamente con la Administración de Control de Drogas, el Departamento de Policía de San Diego, el Departamento del Sheriff y la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

La investigación inicial hacia el cártel comenzó en 2011, cuando las autoridades pensaron que se trataba de una célula de distribución de drogas a pequeña escala en National City y Chula Vista. Pero las drogas fueron rastreadas hasta el cártel, y el caso se amplió y continúa hasta hoy.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News