13 Apr 2021

Migrantes en huelga de hambre exigen ser incluidos en apoyos por pandemia

April 2, 2021

Son respaldados por varios legisladores, piden a Cuomo ser sensible

 

Nueva York.– Inmigrantes en huelga de hambre desde el 15 de marzo y un grupo de legisladores exigieron al gobernador Andrew Cuomo que no endurezca los requisitos para recibir ayuda de un fondo de incentivo económico del que se beneficiarían trabajadores indocumentados y que esperan obtenga luz verde en la legislatura estatal.

“Cuomo, escucha, estamos en la lucha”, gritaban los inmigrantes, que fueron excluidos del estímulo aprobado por el Gobierno federal, entre ellos trabajadores esenciales y neoyorquinos que estuvieron presos al momento de aprobarse los incentivos, durante una conferencia de prensa en la que reivindicaron su derecho a recibir la ayuda económica para los afectados por la pandemia.

“Son llamados trabajadores esenciales pero eso es mentira, son esenciales para lo que a ellos les interesa”, dijo Aracelis, una inmigrante que se unió la huelga de hambre dos días y que aseguró que estos inmigrantes “no tienen dinero en el bolsillo para pagar su alquiler ni comida para poner en la mesa”, tras un año de haberse declarado la pandemia de Covid-19.

“¿Dónde estás, Cuomo? La gente se está muriendo de hambre, de necesidades”, aseguró Aracelis, mientras que Santa Arias, en huelga de hambre y trabajadora doméstica, compareció en silla de ruedas e indicó que aunque no es indocumentada se unió al grupo porque también es una de las excluidas.

“Debo 15 mil dólares de renta”, dijo la mujer, que hace un año no trabaja.

Pese a que la propuesta de la senadora Jessica Ramos y la asambleísta Carmen de la Rosa era crear un fondo de 3 mil 500 millones de dólares, en su revisión, comités en la Asamblea y el Senado dieron el visto bueno a 2 mil 100 millones de dólares, aunque los inmigrantes reclaman que sea la cifra original.

El proyecto debe pasar ahora a votación para que sea incluido en el presupuesto. De acuerdo con Se Hace Camino Nueva York, parte de la coalición de organizaciones que apoyan a los huelguistas, Cuomo presuntamente ha estado empujando restricciones “inviables” que dejarán fuera de la ayuda a muchos trabajadores, como talones de pago, registros bancarios y el número de identificación personal del contribuyente (ITIN).

Está previsto que las votaciones en la legislatura estatal para el presupuesto comiencen mañana.

Los inmigrantes latinos, que pernoctan en una iglesia en Manhattan, cuentan desde el viernes 26 de marzo con la asambleísta Marcela Mitaynes, quien aseguró que se trata de la misma “justicia” que se ha hecho a trabajadores, “de dignidad, de poder comprar nuestros alimentos en vez de tener que hacer fila” por despensas, “de poder pagar nuestra renta porque hay una diferencia entre pagarla y endeudarnos más”.

Mitaynes dijo que continuará en la huelga hasta el fin y que desde allí está realizando su trabajo legislativo.

El apoyo de Nixon

En medio de su lucha, la actriz de la famosa serie de televisión y excandidata a la Gobernación de Nueva York, Cynthia Nixon, se sumó al apoyo hacia la huelga y tras visitar el campamento levantado por los huelguistas, cerca del parque Washington Square, en Manhattan, escuchó las difíciles historias que han tenido que vivir miles de familias indocumentadas en el último año al no tener apoyo económico del Estado ni del Gobierno federal.

La política del ala progresista del partido demócrata, se mostró muy conmovida con las historias que escuchó de las mujeres que llevan ya varios días sin comer, y exigió al Estado que no los abandone y apruebe los fondos que están exigiendo.

“Nuestros trabajadores de primera línea indocumentados nos están ayudando a superar esta pandemia. ¡DEBEMOS #FundExcludedWorkers AHORA!”, dijo Nixon, en su cuenta de Twitter, donde compartió algunos videos de los testimonios de las madres indocumentadas.

Como lo reseñó el periódico El Diario NY, Cynthia Nixon advirtió que de hacer caso omiso a los reclamos de los inmigrantes sobre la creación del fondo de $3,500 millones, además de la actual crisis de salud que ha dejado el coronavirus en Nueva York, se desatarán otras crisis más grandes en asuntos de vivienda, desamparo y empleo.

“La Legislatura tiene que aprobar esos fondos, porque es lo correcto. Tiene que ayudar a las personas que más lo necesitan, pues no tiene sentido que un estado tan tico como este le niegue la protección a personas que estuvieron en primera línea de riesgo desde el principio de la pandemia. Además el Estado tiene ese dinero”, dijo Nixon, quien de paso pidió a Cuomo que muestre que de verdad es distinto a Trump en su visión sobre los inmigrantes indocumentados.

“Cuando Trump estaba en el poder, el gobernador Cuomo decía que Nueva York era un lugar totalmente opuesto a esa manera de Trump de ver a los inmigrantes, a los que siempre protegería. Este es el momento en que tiene que honrar su palabra con la aprobación de los fondos, y demostrar que en realidad es así, que los inmigrantes aquí son valorados”, agregó la actriz.

Sin probar alimento

Rubiela Correa, una de las huelguistas que llevana más de una semana sin probar comida, insistió en que llevarán su lucha hasta las últimas consecuencias y dijo que más que un acto de lucha por ayuda, su huelga es una lucha por el respeto y la dignidad.

“No tengo ni una moneda ahora, pero voy a seguir gritando cada día más fuerte hasta que los legisladores que están siendo inhumanos, nos escuchen, pues aunque sea indocumentada, tengo voz y no me voy a callar”, dijo bien fuerte la inmigrante colombiana.

Sobre su lucha, la organización Make the Road NY, que organizó la huelga de hambre, aseguró: “Es la escalada final en una campaña de meses para ganar fondos para los trabajadores excluidos, y se produce poco más de una semana después de que cientos de trabajadores encabezaran una marcha a través de los puentes de Brooklyn y Manhattan en apoyo de un fondo de trabajadores excluidos.

Una huelga antes

Esta no es la primera huelga de hambre por parte de inmigrantes para que sean escuchados. Tras una semana en huelga de hambre, unos 50 estudiantes sin autorización para vivir en Estados Unidos (Dreamers) realizaron  un ayuno sin haber logrado su objetivo: que los líderes del estado incluyeran en el presupuesto una iniciativa que hubiera permitido a jóvenes inmigrantes acceder a la universidad en Nueva York.

Aun así, los estudiantes anunciaron que no se darían por vencidos y que seguirán luchando para que se aprobara la medida, que permitiría a jóvenes sin autorización y que cumplen ciertos requisitos acceder a fondos estatales para poderse pagar estudios universitarios.

Se conoce como dreamers a jóvenes inmigrantes que fueron traídos ilegalmente por sus familias a Estados Unidos cuando eran niños. Debido a su estatus migratorio, tienen acceso a pocas becas y en ciertos estados deben pagar altas tasas universitarias.

 

Advertisements

Edición Impresa

Trending News