13 Apr 2021

Arrendan centro de convenciones para albergar a 3 mil niños migrantes

March 19, 2021

Calculan que 2 mil 300 serán
adolescentes de entre 15 y 17 años

 

Texas.- El gobierno de Estados Unidos determinó que comenzará a albergar a menores inmigrantes no acompañados en el Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison, dijeron fuentes del Congreso, por lo que preveían iniciar recibiendo cerca de doscientos niños.

En una de las primeras versiones, se dijo que 2 mil 300 de los 3 mil niños que se alojarán en el centro de convenciones serán niños de entre 15 y 17 años. Los niños cruzaron recientemente la frontera de México a Texas.

El centro de convenciones fue arrendado por 75 días y el objetivo es la rápida reunificación con sus familias.

Los voluntarios comenzaron a llegar al Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison en Dallas el martes pasado. Para lo cual se ha pedido ayuda a la Cruz Roja y las organizaciones benéficas católicas de dicha ciudad.

“Solo puedo imaginar lo aterrorizados que podrían estar algunos de estos adolescentes”, dijo a medios locales Jeremy Bermender, del Dallas Catholic Charities.

Los niños que serán alojados en Dallas llegaron a la frontera sin sus padres, muchos de ellos tratando de escapar de la pobreza extrema y la violencia en sus países de Centroamérica. Los defensores de la inmigración dicen que muchos de ellos se fueron después de que sus familias fueron amenazadas.

“Están las pandillas, los cárteles de la droga y cuando estas familias son amenazadas con sus vidas, si eres padre, los vas a sacar del país”, dijo René Martínez, presidente de LULAC Dallas.

Los funcionarios federales dicen que ha habido un gran aumento de personas que cruzan la frontera este año y que el gobierno de Estados Unidos se está quedando rápidamente sin espacio para retenerlos.

El lunes 15 de marzo se envió un memorando escrito del sitio de la vivienda a los miembros del Concejo Municipal de Dallas informándoles que el centro de convenciones se utilizará hasta por 90 días. El memo describe el sitio que pronto se abrirá como un “centro de descompresión”.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) confirmó el lunes que están apoyando al Departamento de Salud y Servicios Humanos para responder a los niños no acompañados en la frontera. FEMA dijo que están trabajando con el HHS para ampliar la capacidad “para un refugio seguro y apropiado” y para satisfacer las necesidades.

Una vez que estén en Dallas, estos migrantes necesitarán cosas como suministros médicos, artículos de tocador, comida y agua, y actividades que los ayuden en la transición.

“Nuestro enfoque y nuestra misión es asegurarnos de que sean tratados con dignidad y el respeto que merecen, al igual que todas las personas”, dijo Bermender.

La Ciudad de Dallas no será parte de las operaciones diarias.

“Creo que este es un ejemplo perfecto de cómo los gobiernos de todos los niveles trabajan juntos para encontrar soluciones cuando hay grandes problemas”, dijo el concejal de la ciudad de Dallas, Adam Bazaldua.

Según Bazaldua, FEMA y HHS “serán los únicos responsables de toda la gestión y las operaciones” en el centro de convenciones.

“Más que nada, creo que la ciudad de Dallas está ofreciendo un activo que de otra manera estaría vacante, y algo que realmente podría ayudar a muchas familias”, dijo Bazaldua.

El gobernador Greg Abbott estaría en Dallas para una conferencia de prensa el jueves sobre la instalación.

Health and Human Services también declaró el martes que habrá un protocolo de detección de salud Covid-19 para todos los niños que seguirá las pautas de los CDC. Según los funcionarios, estos servicios serán proporcionados por la Cruz Roja Estadounidense, contratistas y personal federal.

Según los funcionarios federales, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados está trabajando para garantizar que los niños no pasen más tiempo del necesario en las instalaciones de la patrulla fronteriza siguiendo estos pasos:

Aumentar la capacidad de forma segura en su red permanente / con licencia mediante la implementación de la guía COVID-19 de los CDC.
Usar instalaciones de atención de afluencia con los mismos estándares de atención que se usan en su red permanente / autorizada.
Establecer sitios de admisión de emergencia para disminuir el hacinamiento en las instalaciones de CBP.
ORR también está trabajando para adquirir suficientes camas con licencia estatal en su red de proveedores de atención para reducir la necesidad en el futuro de instalaciones de afluencia o sitios de admisión de emergencia, según el comunicado.

El HHS dijo que se harán todos los esfuerzos posibles para entregar a los niños de manera segura a los patrocinadores o transferirlos a otros proveedores de atención de la ORR lo más rápido posible. La Administración de Biden dice que está buscando soluciones tanto a corto como a largo plazo.

Se está estableciendo un centro similar en Midland, Texas, mientras que hasta 700 niños inmigrantes no acompañados se quedarán en una instalación de vivienda en el condado de Midland, donde permanecerán durante las próximas semanas.

El reciente aumento en la frontera se produce justo cuando la administración de Biden levantó órdenes estrictas de la administración de Trump. El congresista Henry Cuellar, demócrata de Laredo, dijo que los funcionarios de la administración Biden no están consultando a los demócratas de Texas que representan la frontera mientras la Casa Blanca intenta abordar un aumento en los migrantes que viajan hacia el norte a través de la frontera entre Texas y México.

“Estaban allá en el valle (del Río Grande) este último fin de semana y no se comunicaron con el Congresista Vela, el Congresista González o (yo), lo cual es muy interesante”, dijo Cuellar.
“No solo vamos a la frontera y solo pasamos unas horas y pensamos que conocemos la frontera mejor que alguien que tiene toda una vida de experiencia”.

El secretario de prensa de la Casa Blanca dijo que la última administración les dejó un sistema desmantelado e impracticable, mientras que el gobernador Greg Abbott dijo que las políticas imprudentes de la administración Biden han creado “una crisis humanitaria”.

La inmigración ha sido un problema durante décadas, que se remonta a Ronald Reagan. Los voluntarios en el sitio de Dallas dicen que para ellos esto no se trata de política.

“Entonces, lo bueno de Caridades Católicas es que sabes, no importa de qué fe, no importa quién seas, estamos aquí para servir. Y no importa cuál sea la política, lo que esté sucediendo. Estamos aquí para servir”. dijo Bermender.

Por su parte, el gobierno de México indicó que que trabaja de manera coordinada con su contraparte de Estados Unidos y con los gobiernos de Centroamérica para lograr la reunificación familiar de las y los menores migrantes no acompañados en pleno respeto de sus derechos humanos.

Reconoció que las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados que cruzan por territorio nacional constituyen un grupo altamente vulnerable por lo que “es la obligación moral y legal del Estado mexicano velar por su seguridad y garantizar su bienestar”.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News