27 Jan 2021

Deportados Brand: La respuesta de estos migrantes para sobrevivir y luchar

September 19, 2020

México.- Ana Laura López y Diego Miguel son parte de migrantes deportados, por lo que tenían una lucha activista sobre sus derechos, lo que los llevó a organizarse y conformaron una pequeña empresa, la cual ahora paradójicamente exporta sus productos Deportados Brand a Estados Unidos, país del cual fueron expulsados al ser migrantes ilegales.

Fue a finales de septiembre del año pasado cuando Ana Laura López fue deportada a México, quien tenía 16 años de vivir en Chicago peleando por los derechos laborales de los migrantes sin documentos. Llevaba 23 años de no pisar la Ciudad de México, de donde es originaria.

Cuando fue detenida su caso se resolvió en menos de 30 minutos. Fue llevada directamente al aeropuerto y se le puso en un avión que parecía que ya la estaba esperando.

No se le dio la oportunidad de ser escuchada por un juez, no le dieron el derecho a una audiencia. Nunca le permitieron hablar con el consulado mexicano y para rematar se le impuso una sanción de 20 años , dos décadas en los que no porá visitar a sus hijos. No podrá viajar a Chicago o a cualquier otro territorio norteamericano. Vetado para ella.

La historia lleva a Ana Laura, ya en la México a conocer a Diego Miguel y entre ambos y otros deportados más surge la idea de crear un Colectivo: “Deportados Unidos en la lucha”, que primero que nada procura la reunificación de las familias fracturadas por las decisiones del gobierno de Estados Unidos. Pero la lucha por la unificación familiar es una cosa y otra es la lucha por la vida.

Por eso surge también la marca Deportados Brand que es una microempresa que fue posible por el apoyo que recibe del gobierno de la Ciudad de México y que se inició por un escaso conocimiento que alguno de los deportados tenía de la impresión en serigrafía.

A Diego la autoridad lo detectó durante un retén buscando conductores que no portaran la licencia de manejo. Ese procedimiento se convirtió en el inicio de la pesadilla de Diego quien lo único que quiere es reunirse con su pequeño. Cuando le habla a su hijo él se suelta llorando pidiéndole que vaya por él y que lo lleve a la escuela y que cenen juntos como solían hacerlo.

Ni Ana Laura ni Diego ven a sus hijos. Para Ana, dos pequeños de 14 y 15 años. Habla con ellos y lo primero que preguntan los casi adolescentes es : ¿cuándo regresas mamá? Solos en Estados Unidos.

En sus primeras incursiones como Colectivo en lucha se identificaron con esas primeras camisetas que imprimieron para distinguirse dentro de una circunstancia de fractura obligada. Pero la gente comenzó a pedirles que se las vendieran y de tanta pregunta surgió la idea de conformarse como empresa y con ello comenzar a recaudar los recursos que a todas luces serán insuficientes para mantenerlos en forma y concederles el dinero que necesitan para enfrentar su proceso de defensa legal, publicó el periódico El Financiero.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News