17 Apr 2021

DETIENEN A EX ASESOR DE TRUMP POR FRAUDE EN PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DEL MURO

August 27, 2020

Connecticut.- Steve Bannon, quien es considerado como el artífice de la victoria electoral del presidente Donald Trump en 2016, fue arrestado el jueves en un yate y se declaró no culpable tras ser acusado de cometer fraude en la recaudación de fondos para una campaña destinada a ayudar al republicano a construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México.

Fue liberado tras pagar una fianza de cinco millones de dólares.

El arresto del nacionalista Bannon es la última de una serie de batallas legales que involucran a varios integrantes del círculo íntimo de Trump, que busca la reelección en las presidenciales del 3 de noviembre.

“No sé nada sobre este proyecto”, dijo Trump en el despacho oval poco después del anuncio del arresto e inculpación de Bannon.

“No he tenido contacto con él desde hace mucho tiempo”, agregó.

“Creo que es algo muy triste para Bannon. Creo que es sorprendente”, prosiguió Trump. Dijo sentirse “muy mal” por su ex asesor.

En colaboración con la Guardia Costera, las autoridades arrestaron en la mañana del jueves a Bannon, de 66 años, en un yate de 45 metros de eslora frente a las costas de Connecticut, según el diario The New York Times. El diario indicó que el barco de 35 millones de dólares pertenece al multimillonario chino exiliado Guo Wengui.

Junto a Bannon fueron arrestadas e imputadas otras tres personas por su papel en un supuesto fraude en torno a la iniciativa “We Build the Wall” (“Nosotros construimos el muro”, en inglés), que recaudó unos 25 millones de dólares, según las autoridades.

La fiscala interina del distrito sur de Nueva York, Audrey Strauss, dijo que Bannon y otros tres acusados “cometieron un fraude de cientos de miles de dólares, capitalizando su interés de financiar un muro fronterizo para recaudar millones de dólares, bajo la falsa pretensa de que todo el dinero sería gastado en la construcción”, cuando en realidad parte “fue destinado a financiar el lujoso estilo de vida” de Brian Kolfage, fundador de la campaña.

La campaña “We Build the Wall” buscaba recaudar fondos para el muro que Trump prometió construir en su campaña electoral de 2016, orquestada por Bannon, a fin de frenar la inmigración ilegal desde México y Centroamérica.

Una semana después de su lanzamiento la campaña ya recibía 17 millones de dólares en donaciones, lo cual despertó sospechas en GoFundMe y llevó al sitio a cerrarla.

GoFundMe dijo a los organizadores que debían identificar una organización sin fines de lucro legítima a la cual destinarían el dinero, y que de lo contrarío éste sería devuelto a los donantes.

Según la acusación, los acusados comenzaron entonces a usar una organización sin fines de lucro controlada por Bannon y una compañía fachada dirigida por otro acusado, Timothy Shea, así como recibos y acuerdos de venta falsos para esconder las transacciones.

Bannon, de 66 años, y otro de los acusados, Brian Kolfage, de 38, fundador de la campaña “Construimos el muro”, aseguraron a los donantes que el 100 por ciento del dinero sería utilizado para la construcción y que Kolfage no obtendría un centavo de lo recaudado en salario o compensaciones.

Pero según la acusación, Kolfage se quedó con 350 mil dólares para financiar su “lujoso estilo de vida”, y Bannon desvió un millón de dólares a una organización sin fines de lucro que le pagaba secretamente a Kolfage “y cubría cientos de miles de dólares de gastos personales de Bannon”.

Junto a los otros dos acusados, Timothy Shea y Andrew Badolato, Bannon y Kolfage montaron un esquema para desviar el dinero y esconder el fraude, asegura la inculpación.
Los hombres se enteraron de que eran investigados por las autoridades federales en octubre de 2019, y comenzaron a implementar medidas adicionales para mantener el negocio en secreto, dijeron los fiscales.

Los cuatro detenidos fueron inculpados de fraude bancario y conspiración para lavar dinero. Cada uno conlleva una pena máxima de 20 años de cárcel.

La próxima audiencia de Bannon ante un juez de Nueva York fue fijada para el 31 de agosto.
Antes de convertirse en el arquitecto de la campaña presidencial nacionalista y populista de Trump en 2016, Bannon dirigía el sitio web de extrema derecha Breitbart News.

Apodado el “príncipe de las tinieblas”, llegó a tener una gran influencia en Trump como estratega jefe de la Casa Blanca. Su nacionalismo económico se convirtió en el eje de las políticas del mandatario.

Sin embargo, dejó la Casa Blanca en agosto de 2017, tras varios choques con Trump y miembros de su equipo.

Una media docena de allegados a Trump han sido inculpados o condenados desde que éste asumió el poder, incluidos varios asesores clave de su campaña electoral de 2016.

El Equipo

Ya son varios los allegados a Trump que fueron procesados o condenados desde que asumió la presidencia en 2016. Roger Stone , condenado en febrero a 40 meses de cárcel por varios delitos, incluida la obstrucción de la investigación del Congreso sobre posibles vínculos entre el equipo de campaña de Trump y Rusia, fue indultado en julio por el mandatario. A Bannon y a Stone se le suman el exabogado personal de Trump, Michael Cohen, el exjefe de campaña Paul Manafort y su socio Rick Gates, el exasesor de campaña George Papadopoulos y el exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn.

Roger Stone, un firme aliado del presidente Donald Trump, fue condenado en febrero a tres años y cuatro meses de prisión después que el Departamento de Justicia desistió de su recomendación inicial de al menos siete años.

El jurado halló a Stone culpable en noviembre de mentir al Congreso, manipular un testigo y obstruir la investigación de la cámara baja sobre la presunta coordinación entre la campaña de Trump y Rusia en la elección de 2016.

Trump sostuvo que la recomendación inicial de los fiscales federales de una pena de al menos siete años de prisión para Stone era una “perversión de la justicia”.

A continuación, el secretario de Justicia, William Barr, dio marcha atrás de esa recomendación, y cuatro fiscales se recusaron del caso.

Él era el sexto colaborador o asesor de Trump condenado por cargos derivados de la investigación del fiscal especial Robert Muller.

Trump dijo que el caso es parte de la “cacería de brujas” librada en su contra por demócratas amargados y el “estado profundo” en el FBI y el Departamento de Justicia.

Finalmente, el pasado viernes 10 de julio, el presidente Trump determinó utilizar su poder presidencial para indultar a su amigo y colaborador, lo que le generó un mar de críticas.

“Roger Stone es una víctima del montaje de Rusia que la izquierda y sus aliados en los medios de comunicación perpetuaron durante años en un intento de socavar la Presidencia de Trump”, respondió al respecto, en un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

“Roger Stone -añadió- ya ha sufrido mucho. Fue tratado de forma muy injusta, como muchos otros en este caso. ¡Ahora es un hombre libre!”

A diferencia de un perdón presidencial, que exculparía a Stone de los delitos por los que fue condenado, la acción tomada por Trump de conmutar su sentencia tan solo le quití el castigo de 40 meses de cárcel.

Advertisements

Edición Impresa

Trending News